Cáncer: señales de alerta para detectar los llamados cánceres silenciosos

Diagnosticar tarde un cáncer disminuye considerablemente las posibilidades de curación. Pero hay algunas señales a las que hay que prestar atención.

Cáncer: señales de alerta para detectar los llamados cánceres silenciosos
Leer más
Leer más

Algunos tipos de cáncer no muestran casi ningún síntoma hasta que es demasiado tarde, por lo que se denominan silenciosos. Este es el caso del cáncer de ovario y del cáncer colorrectal.

Cáncer colorrectal: los signos silenciosos

El cáncer colorrectal es el tercer cáncer más frecuente y cobra 18.000 víctimas cada año. Sin embargo, un gran número de ellos se diagnostican demasiado tarde, como explica el oncólogo David Malka al sitio Allodocteurs:

"Cuando hacemos un diagnóstico de cáncer colorrectal actualmente en Francia, desgraciadamente todavía demasiados pacientes se encuentran en una fase avanzada. Podemos estimar que aproximadamente uno de cada cuatro pacientes, tiene ya un cáncer extendido por el cuerpo en forma de metástasis”.

Hay varios signos que pueden ser motivo de alarma. Estos síntomas no significan necesariamente que se tenga cáncer, pero hay que tomarlos en serio y consultar al médico. Una colonoscopia proporcionará un diagnóstico fiable.

  • Trastornos del tránsito
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Sangre en las heces
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Sensación de evacuación incompleta de las heces
  • Gases, calambres abdominales e hinchazón
  • Masa en el abdomen o en el recto
  • Náuseas recurrentes
Cáncer: señales de alerta para detectar los llamados cánceres silenciosos Getty image

Cáncer de ovario: signos a tener en cuenta

El cáncer de ovario es también un cáncer silencioso que podría curarse más fácilmente si se detectara antes. Las cifras en este ámbito son especialmente elocuentes, como explica la Dra. Alexandra Leary al sitio Allodocteurs:

"En la mayoría de los casos, las células tumorales han salido de la cápsula ovárica y se han extendido a la cavidad abdominal, y suele ser en esta fase cuando las pacientes se dan cuenta por primera vez de que tienen síntomas".

Sin embargo, el 80% de las mujeres tratadas por un cáncer localizado "estarán vivas cinco años después", cuando esa cifra se reduce al 30% en los estadios avanzados. Una ecografía pélvica proporcionará un diagnóstico fiable. Hay varias señales que deben preocupar.

  • Dolor abdominal inexplicable
  • Necesidad frecuente y urgente de orinar
  • Pérdida de peso
  • Malestar
  • Sangrado entre períodos o después de la menopausia
  • Aumento de la hinchazón inexplicable
  • Pérdida de apetito
  • Masa o hinchazón en el abdomen
  • Flujo vaginal frecuente (blanco o teñido de sangre)
  • Problemas digestivos