Boca seca y sabor amargo al despertar, ¿son señales de una enfermedad grave?

Si bien es cierto que estos dos síntomas pueden ser causados por diferentes razones, si perdura, debe consultar con un médico que descarte posibles enfermedades.

Boca seca y sabor amargo al despertar, ¿son señales de una enfermedad grave?
Leer más
Leer más

Una de las razones por las que sentimos la boca seca y amarga es por sed. Sin embargo, si últimamente has despertado con esa sensación tan desagradable que perdura en el tiempo, es probable que sean síntomas de alguna enfermedad y deberías tomarlo con seriedad.

¿Por qué es un signo preocupante?

De acuerdo con especialistas de MedlinePlus, la sensación de boca seca o xerostomía, como también se le conoce, se debe a que las glándulas salivales no están produciendo suficiente saliva en la boca, y aunque puede ser parte del envejecimiento, existen factores que ocasionan esta situación.

Algunos de ellos son: la radioterapia o quimioterapia, el síndrome de Sjögren –el cual es un trastorno del sistema inmunológico que se caracteriza por la sequedad de los ojos y de la boca–, VIH o SIDA, diabetes, entre otros padecimientos.

Despertar con la boca seca y con sabor amargo, puede ser señal de posibles enfermedades como hepatitis, cirrosis, hígado graso, VIH o SIDA, diabetes, insuficiencia renal o sinusitis.

Además de estas enfermedades, existen algunos hábitos que cambian nuestro pH y pueden ocasionar que despertemos con la boca seca y amarga como el tabaquismo.

Si fumas sabrás que la sequedad bucal y el sabor amargo es una consecuencia que puede durar entre algunos minutos e incluso horas, pero se quita al consumir alimentos, beber líquidos o cepillarse los dientes. Una mala higiene bucal también ocasiona esta sensación, ya que la acumulación de bacterias causa el mal aliento y el sabor amargo.