4 señales que podrían indicarte que tienes baja inmunidad

Tener las defensas bajas va mucho más allá de sentir fatiga, tener caída del cabello o las uñas débiles. Conoce algunos síntomas que pueden alertarte sobre la baja inmunidad.

4 señales que podrían indicarte que tienes baja inmunidad
Leer más
Leer más

La baja inmunidad puede ser causada por dos factores principales: puede ser primario, cuando la persona tiene una predisposición genética para esto, o puede deberse a la exposición a situaciones que hacen que el cuerpo pierda su equilibrio inmunológico.

Por lo general, lo que hace que una persona se dé cuenta de que la inmunidad puede estar baja son las enfermedades recurrentes, como la otitis. A continuación te mostramos algunas de ellas.

Neumonía

Tener dos o más neumonías en el mismo año es una señal de baja inmunidad. Los síntomas pueden ser: fiebre alta, escalofríos, tos con expectoración, dificultad para respirar, dolor de pecho, vómitos, debilidad, pérdida de apetito y dolores corporales.

Estomatitis o moniliasis

La estomatitis presenta lesiones en la boca y en las encías, pudiendo surgir varias veces al año en personas con baja inmunidad, así como la moniliasis, que es una infección por hongos y presenta manchas blancas y escamosas en la lengua, mejillas, encías o labios. Esta dolencia puede durar más de dos meses cuando la inmunidad está comprometida.

Absceso o forúnculo

Son erupciones cutáneas con pus que generan dolor, puesto que son más profundos que un grano. Pueden causar fiebre y surgir en más partes del cuerpo al mismo tiempo, especialmente en el cuello, los senos, las nalgas, la ingle y la cara.

Infección intestinal o diarrea crónica

Ttener diarrea frecuente y problemas intestinales relacionados con infecciones puede ser una advertencia de baja inmunidad.