Salmonelosis: ¿qué es la salmonella? Síntomas, contagio y tratamiento
Salmonelosis: ¿qué es la salmonella? Síntomas, contagio y tratamiento

Salmonelosis: ¿qué es la salmonella? Síntomas, contagio y tratamiento

Las salmonellas son bacterias muy resistentes de las que existen dos especies (SalmonellaEnteritidis y Salmonella Typhimurium) pero más de 2.500 subespecies. ¿Cómo se transmiten estas bacterias? ¿Y cómo protegerse?

Definición: ¿qué es la salmonella?

Las salmonellas son bacterias muy resistentes de las que existen dos especies (Salmonella Enteritidis y Salmonella Typhimurium) pero más de 2.500 subespecies. Pueden sobrevivir varias semanas en un ambiente seco y varios meses en el agua donde son más difíciles de detectar. Además, a menudo es por este medio por el que encuentran en el organismo de muchos animales, en la leche y en los huevos en particular.

Salmonelosis: contagio

Según los especialistas, existen dos modos principales de contagio. Por una parte, el método directo que interviene cuando se consumen alimentos contaminados y, por otra parte, el método indirecto que es el contagio por una persona infectada: a menudo por el contacto de las manos si estas no se lavan correctamente.

Salmonelosis: síntomas y tratamiento

Una vez ingeridas, las salmonellas se instalan en el intestino y provocan una infección bacteriana llamada salmonelosis, cuyos signos son similares a los de una gastroenteritis. De hecho, los primeros síntomas aparecen al cabo de 48 horas en forma de fiebre, diarreas, vómitos y dolores de vientre. En los adultos sanos, hay que ingerir un gran número de gérmenes para que la enfermedad se desencadene. Sin embargo, los bebés y los niños son mucho más sensibles.

En la mayoría de los casos, el principal tratamiento es tomarse la enfermedad con paciencia, hidratarse mucho y comer salado. Pero en caso de fuertes fiebres, pueden ser necesarios los antibióticos.

Salmonelosis: prevención

Colocar los alimentos en la nevera, sobre todo los huevos, ya que el frío impide el desarrollo de las bacterias. Pero estas no se destruyen completamente, la única manera de matarlas es cocer los alimentos como mínimo a 65ºC durante 5 ó 6 minutos. Por último también ha que estar atento a un lavado esmerado y regular de las manos.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración