Un surfista fue atacado por dos tiburones blancos y logró escapar de la muerte hace 20 años

Shannon Ainslie siempre recordará el año 2000 cuando, durante un viaje de surf, fue atacado violentamente por dos grandes tiburones blancos.

Un surfista fue atacado por dos tiburones blancos y logró escapar de la muerte hace 20 años
Leer más
Leer más

Sobrevivir al ataque de un tiburón blanco ya es un milagro, pero ¿qué pasaría si dos tiburones vinieran hacia ti al mismo tiempo? Eso es lo que le ocurrió a Shannon Ainslie a principios de la década de 2000 durante una sesión de surf.

Con solo 15 años, este joven adolescente recordará durante el resto de su vida el día en que dos grandes tiburones se abalanzaron sobre su tabla para atacarle. La escena filmada desde la orilla de la playa es escalofriante.

Ataque de dos tiburones blancos

Durante una sesión de surf en Nahoon Reef, en Sudáfrica, Shannon Ainslie, de 15 años, se llevó el susto de su vida. Cuando el joven surfista comenzó a cabalgar las olas, apareció un tiburón blanco de cuatro metros y se abalanzó sobre él, según informa The Sun.

El joven fue arrojado directamente al agua. El tiburón le atacó entonces directamente, mordiéndole el brazo. Entonces apareció un segundo tiburón blanco que intentó morder la cabeza del surfista. Afortunadamente, el animal falló su objetivo. Estos grandes ejemplares pueden ser a veces muy violentos.

Un ataque de tiburón filmado

Desde la orilla de la playa, una persona filmó toda la escena. Aunque la calidad de las imágenes es media, podemos ver fácilmente al joven siendo atacado por los dos tiburones. En la confusión, el segundo tiburón ataca al primero, obligando a este a soltarse y liberar a Shannon de sus fauces.

Ensangrentado, el chico de 15 años consiguió nadar para salvar su vida. De vuelta a la playa, después de 20 minutos de natación, su mano estaba destrozada, pero afortunadamente fue atendido rápidamente por los socorristas y su hermano, que lo llevaron al hospital. Recibió cerca de 30 puntos de sutura y fue operado para curar el agujero de la muñeca. Shannon Ainslie hace estas declaraciones para concienciar sobre los tiburones.