Las 6 razones por las que a tu gato le gusta tanto lamerte

Un gato se lame varias veces en un día. A veces incluso te lame. Te diremos por qué le gusta tanto lamerte.

Las 6 razones por las que a tu gato le gusta tanto lamerte
Leer más
Leer más

Mientras preparamos un plato de atún o simplemente nos acurrucamos con nuestro felino favorito, nos damos cuenta de que nos lame regularmente. Aunque nunca sabremos las verdaderas intenciones de nuestro gato, los expertos en comportamiento y los veterinarios coinciden en que nuestro gato puede lamernos por diversos motivos.

1. Mostrar afecto

Para demostrar que quieren a sus pequeños amigos de cuatro patas, los propietarios no dudan en comprarles el último juguete u ofrecerles la comida favorita de su gato. ¿Cómo lo hacen los gatos? Según los especialistas, los gatos se lamen para mostrar su afecto a sus dueños. Un gesto que no es insignificante y que, de hecho, sería un comportamiento originario de su infancia. Y sí, si sus madres los lamían, no era sólo para limpiarlos, sino para demostrarles que los quería.

2. Marcar el territorio

Así como los perros orinan para marcar su territorio, los gatos prefieren ser un poco más elegantes. De hecho, si nuestros gatos tienden a frotarse contra las paredes o los muebles para marcar su territorio, también pueden lamernos.

3. Limpieza de su dueño

¿Una simple ducha no es suficiente? Para nuestros gatos, quizás. Desde las primeras horas de vida, un gato es lamido regularmente por su madre para que parezca bonito y limpio, hasta que se separa de ella. Más adelante, no es raro que el gato lama a su(s) dueño(s) para limpiarlos también. Los conductistas han observado que los gatos que viven en grupo tienden a limpiarse unos a otros.

4. Nuevos gustos

Todos hemos notado que nuestro gato nos lame los dedos después de tocar ciertos alimentos, no sólo los favoritos como el atún o el jamón. Si después de comer una clementina, nuestro gato se lame los dedos, es simplemente porque quiere descubrir cosas nuevas y probarlas.

5. Estrés

Todos tenemos nuestros pequeños trucos para calmar nuestro estrés, como el yoga, una sesión de masaje o un paseo por el bosque. Los gatos también pueden estresarse, por ejemplo cuando se mudan de casa o cuando hay un cambio repentino en su entorno. A diferencia de nosotros, para aliviar el estrés, nuestro gato tenderá a lamerse.

Sin embargo, si se lame hasta el punto de perder el pelo, no dudes en acudir al veterinario.

6. Atraer la atención

Todos los gatos tienen diferentes técnicas para atraer la atención. Algunos maullarán, otros iniciarán una sesión de amasamiento mientras ronronean, mientras unos pocos lamerán a sus dueños. Y sí, incluso los gatos tienen diferentes formas de llamar la atención. Algunos serán más delicados y tranquilos que otros.

Las 6 especies de animales más extrañas que va a extinguir el apetito humano Las 6 especies de animales más extrañas que va a extinguir el apetito humano