Las posturas ideales para hacerlo bien en la ducha

Las posturas ideales para hacerlo bien en la ducha

Tomarse una ducha con tu pareja es una buena forma de animar tu vida sexual. Es cierto que no es lugar ideado precisamente con este fin, pero hace que el momento sea aún más excitante.

Debido a la humedad y al calor, la ducha es un terreno de juego excitante a la vez que complicado. Por eso queremos desvelaros algunos trucos para poder disfrutar de este momento sin contratiempos.

Las posturas

Como todo el mundo no tiene la posibilidad de tener una ducha italiana, practicar sexo bajo la ducha puede llegar a parecer una acción digna de atletas, es más, ¡casi que debería considerarse una disciplina más de los Juegos Olímpicos! Ya que para llevar a tu pareja al séptimo cielo, tienes que demostrar tu flexibilidad y fuerza. Así que, si quieres un poco de ayuda, te recomendamos que veas el vídeo de arriba en el que te mostramos las dos posturas principales que mejor van en la ducha. 

Los beneficios de la ducha

Varios motivos te llevarán a hacer el amor en la ducha. Uno de los principales es el beneficio de estar piel con piel: con la temperatura en aumento y el vapor, tus poros se dilatan y eliminan, así, las toxinas e impurezas. Además, no hay necesidad de asearse excesivamente tras hacerlo. Como ya te encuentras bajo el agua, solo tienes que darte con un poco de jabón y, en un momento, estarás limpio, ¡es muy práctico!

Hacer el amor en la ducha puede ser un verdadero placer. Pero, cuando salgas de allí, no dudes en descubrir otros rincones de tu baño con este fin, como el lavabo o la lavadora, si se encuentra allí también. ¡Os prometemos que no os arrepentiréis!

 

• Peris Martínez Irene
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración