Punción lumbar: dolor, técnica, complicaciones, efectos secundarios
Punción lumbar: dolor, técnica, complicaciones, efectos secundarios

Punción lumbar: dolor, técnica, complicaciones, efectos secundarios

La punción lumbar es un examen médico que consiste en la introducción de una aguja en la parte inferior de la espalda para recoger líquido cefalorraquídeo. ¿Por qué efectuar una punción lumbar? ¿Y cuáles son sus complicaciones?

¿Qué es una punción lumbar?

El examen de punción lumbar es una prueba que tiene como objetivo recoger el líquido cefalorraquídeo. Para esto, se introduce una aguja hueca en la parte inferior de la espalda en la columna vertebral. Se trata de uno de los exámenes más complicados de realizar y, por lo tanto, uno de los más temidos por los pacientes.

El líquido cefalorraquídeo es un líquido estéril compuesto en un 99% de agua que sirve para proteger el cerebro amortiguando los golpes. Su análisis permite detectar los potenciales rastros de una enfermedad o de una infección, especialmente una meningitis o una esclerosis múltiple.

El aspecto del líquido es un primer indicador: si está turbio, es el signo de una infección bacteriana; si es rojo, señala la presencia de sangre y es sinónimo de una hemorragia meníngea. La gran ventaja de la punción lumbar es que permite un diagnóstico rápido y fiable.

Punción lumbar: técnica

Al contrario de las ideas preconcebidas, la punción lumbar es absolutamente indolora si se efectúa bien. Normalmente el examen se desarrolla en el hospital, bajo anestesia local profunda. La aguja, muy fina, se introduce en la parte inferior de la espalda, entre la cuarta y la quinta vértebra, mientras el paciente está sentado y la espalda encorvada. El líquido se recoge en tubos para ser estudiado.

Por lo general, una punción lumbar dura entre diez y quince minutos. En caso de dificultades, se puede efectuar bajo control radiológico, lo que hace que la prueba dure más tiempo.

Los primeros resultados (color del líquido) se obtienen a la hora, pero un análisis más profundo en el laboratorio puede llevar tiempo.

Punción lumbar: riesgos y consecuencias

La punción lumbar implica varios riesgos. Como en cualquier procedimiento médico en el que se penetra la piel, existe el riesgo de infección. Normalmente los pacientes que son sometidos al examen de punción lumbar no necesitan tratamiento con antibióticos después de la prueba, pero podría darse el caso. Dado que se trata de una punción existe también el riesgo de sangrado.

Si la punción se efectuara bajo control radiológico, las mujeres embarazadas podrían correr riesgo. Deben prevenir siempre a un médico si creen que pueden estar embarazadas y no lo saben con certeza. De la prueba de rayos X y como consecuencia de la exposición a la radiación podría darse el riesgo de tener cáncer.

Hay personas que tienen un mayor factor de riesgo al someterse a esta prueba de punción. Éstas son: mujeres, personas entre 18 y 30 años, es decir, los jóvenes y personas con la masa corporal pequeña.

Efectos secundarios de la punción lumbar

Como norma general, la punción lumbar no tiene consecuencias. En el peor de los casos, el paciente puede sufrir un fuerte dolor de cabeza o náuseas. De hecho, cuando se extrae líquido cefalorraquídeo, el cerebro está menos sostenido y pesa más en el cráneo. Con el fin de limitar estos inconvenientes, se recomienda beber mucha agua y permanecer acostado durante varias horas después del examen.

En algunos casos, puede aparecer un síndrome post-punción lumbar. Este se traduce por cefaleas, zumbidos o dolores en el cuello. Por lo general, estos signos clínicos desaparecen al estar acostado y suele durar como mucho unos días; no obstante, si estos síntomas persisten, es posible utilizar un parche hemático. Se trata de inyectar una pequeña dosis de la propia sangre del paciente, la cual se coagulará actuando como un parche y permitirá cerrar la brecha que induce a los síntomas.

Los pacientes que se someten a la prueba de punción lumbar sufren dolores de cabeza en el 40% de los casos y se conocen como dolores de cabeza post-punción espinal. No hay ningún tratamiento para estas molestias, se pasan solas con el tiempo. En caso de que los dolores sean muy intensos o duran más de 24 horas sí podría ser necesario un tratamiento, no dudes en consultar a un médico.

Los síntomas del dolor post-punción lumbar son tener dolor sordo y pulsátil, de intensidad variable y dolor al incorporarte y ponerte de pie (se alivia en posiciones acostadas). En caso de que saliera un poco de líquido cefalorraquídeo por el pequeño hueco de la punción, sufrirás muy posiblemente dolores de cabeza.

Otros síntomas son mareos, zumbidos en los oídos, pérdida de la audición o visión poco nítida o doble, náuseas y rigidez en el cuello.

La punción lumbar en niños

La punción lumbar es un procedimiento igualmente común en pediatría. Se aplica la misma técnica que en el caso de los adultos, se introduce una aguja en el espacio subaracnoideo a nivel lumbar.

Igual que en cualquier otro procedimiento médico con menores de edad debe solicitarse la firma de un consentimiento informado que explique a los padres, y a propio niño, en qué consiste el examen de punción lumbar. Este documento tiene que especificar las posibles complicaciones que pueden darse, el objetivo de la prueba y su justificación.

La punción lumbar debe realizarse idealmente después de sedar al paciente y controlando la frecuencia cardiaca del niño, su frecuencia respiratoria y su pulso.

El médico deberá contar de forma indispensable con un asistente que conozca el procedimiento para que pueda sujetar al paciente y mantenerle en la correcta posición durante la intervención.

Punción lumbar recuperación

Muchos pacientes que se someten a la prueba se preguntan cuánto tardarán en recuperarse de la punción lumbar. Los médicos especialistas dicen que, dependiendo de cada persona, puede llevar de varias horas a varios días, aunque excepcionalmente llevará más de 1 día.

Otros neurólogos recomiendan medicamentos preventivos de la migraña como el Sibelium para evitar o reducir al máximo la aparición de dolores de cabeza intensos tras el examen de punción lumbar.

Recuerda que antes de tomar cualquier medicamento por tu cuenta es muy importante que consultes a un médico.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración