Polémica sentencia que enerva al mundo rural, a las mujeres y a los hombres

“La Galicia profunda”: este argumento de una jueza para dar la custodia a un padre ha levantado ampollas entre los defensores de la España Vaciada, las mujeres y feministas y los hombres que luchas por una custodia compartida que les tenga en cuenta.

Polémica sentencia que enerva al mundo rural, a las mujeres y a los hombres
Leer más
Leer más

"Galicia Profunda" ha sido trending topic todo el fin de semana a raíz del polémico auto de una jueza de Marbella que ha otorgado la custodia de un menor al padre alegando que el entorno de la madre, quien vive en la zona de Muro-Noia, en La Coruña.

Inicialmente se ha dado a conocer parte de los argumentos que ha utilizado esta mediatizada jueza para hacer que el niño, de apenas un año, se quede con el padre en Marbella:

"[La Galicia profunda en la que vive la madre] no supone múltiples posibilidades para el adecuado desarrollo de la personalidad de un niño y para que crezca en un ambiente feliz", según publica La Voz de Galicia.

El auto, por el contrario, viste Marbella como una "ciudad cosmopolita", con "un buen hospital" y "todo tipo de colegios para poder educar a un niño, públicos o privados". Algo que, matiza, "no sucede con la pequeñísima población en la Galicia profunda a la que se ha trasladado la madre".

La jueza considera que Muro está "lejos de todo" y donde no hay "opciones laborales para ella". La madre es diseñadora de interiores.

La defensa de esta ha remarcado que estos argumentos son injustificables y ha pedido la reprobación de la jueza. Ahora bien, la defensa del padre hace otro relato de los hechos.

Según la parte del padre, la madre se llevó al niño a Galicia sin el consentimiento escrito del progenitor, y tras amenazar con hacerlo y alejarle del menor.

Asimismo, y como evidencia este hilo de la periodista Isabel Palacios, la jueza apunta a que la madre cuenta como único plan vivir de la pensión solicitada al padre durante dos años pero negándole a este el derecho de que su hijo tenga relación con su padre.

Esta versión coincide con la expresada por la defensa del padre a ABC donde explica que, aunque sea desafortunado (que lo es) el comentario sobre Galicia, existen razones jurídicas para que el menor de momento conviva con el padre, abriendo a la madre las visitas. El progenitor habría ofrecido a esta una vivienda y recursos para estar cerca del pequeño.

Las feministas han puesto el grito en el cielo asegurando que la jueza ha tomado la decisión condicionada y culpando a la mujer.

Los gallegos y colectivos de la España Vaciada también han expresado su pesar por esta concepción del interior peninsular (aunque en realidad están en la zona costera, a 60 kilómetros de Santiago de Compostela).

Por su parte, los hombres y colectivos que piden una custodia compartida que les tenga en cuenta en las separaciones ha alabado el auto.

Descubre por qué los hombres y las mujeres son tan diferentes Descubre por qué los hombres y las mujeres son tan diferentes