Pleuritis (pleuresía): inflamación de la pleura, síntomas, tratamiento

Pleuritis (pleuresía): inflamación de la pleura, síntomas, tratamiento

Qué es la pleuritis, las causas, sus síntomas y cómo tratarla. La pleuritis o pleuresía es una enfermedad que consiste en la inflamación de la pleura, la membrana que envuelve y protege los pulmones. A menudo se asocia con un derrame pleural. ¿Cuáles son sus causas? ¿Y cuál es su tratamiento?

Inflamación de la pleura o pleuritis

La pleuritis corresponde a una inflamación de la pleura. Puede aparecer de repente (pleuritis aguda) o extenderse en el tiempo (pleuritis crónica).

La pleura es la membrana húmeda que rodea los pulmones. Está compuesta de dos capas: la capa parietal está situada en la cavidad torácica mientras que la capa visceral se sitúa contra el pulmón. Este revestimiento evita cualquier fricción molesta entre los pulmones y la caja torácica durante la respiración.

Cuando la pleura está inflamada, se vuelve rígida y áspera. Entonces las dos capas se rozan entre sí. Esta fricción produce un sonido conocido como roce por fricción, que se escucha con el estetoscopio.

Se distingue la pleuritis con derrame (líquido que se acumula en exceso en los pulmones) y la pleuritis sin derrame, llamada pleuresía seca.

Los síntomas de la pleuritis

Muy a menudo la pleuritis se traduce por un dolor torácico situado, por lo general, en un solo lado. Este aumenta con cada respiración, normal o profunda, así como al toser o al estornudar.

También se constatan dificultades respiratorias y una tos seca que se declara sobre todo al cambiar de lado. En caso de origen infeccioso, puede aparecer fiebre.

Qué causa la pleuritis

Por lo general, la pleuritis se debe a una infección viral o bacteriana. También puede ser secundaria a una patología pulmonar como la neumonía, la tuberculosis o el cáncer de pulmón.

Además, algunas enfermedades pueden provocar un trastorno del equilibrio de los líquidos y provocar un derrame pleural, como una insuficiencia cardíaca, una cirrosis de hígado o un tumor.

El diagnóstico de la pleuritis

En primer lugar, el especialista médico tendrá que hacerte una serie de preguntas relacionadas con tu historia clínica, además de una exploración física que incluye un estudio del pecho utilizando un estetoscopio. 

¿Pero qué se necesita realmente para confirmar que se tienen los síntomas de la pleuritis o pleuresía? Pues una serie de pasos a a seguir: 

-Un análisis de sangre: este análisis podría darle información el médico de posibles infecciones que pudieras tener.  Además, otros tipos de de análisis de sangre diferentes también podrían revelar si se tiene algún trastorno autoinmunitario, como puede ser el lupus o la artritis reumatoide, en cuyo caso su primer síntoma es la pleuritis. 

-Una radiografía de tórax: gracias a esta radiografía el médico puede ver los pulmones y así comprobar si estos se están o no inflamando completamente o si por el contrario existe aire o líquido en el espacio entre las costillas y los pulmones. En algunos casos, el facultativo médico también podría realizar otro tipo de radiografía de tórax en la que deberías tumbarte sobre uno de los costados del cuerpo. Esta se denomina radiografía de tórax decúbito.

-Una ecografía: con este método, las ondas de alta frecuencia que se producen se pueden crear imágenes muy exactas de la estructura del cuerpo. Estas ecografías serán usada por tu médico para saber si tienes algún derrame pleural o no. 

-Una electrocardiografía: suele ser bastante común que los médicos hagan este tipo de pruebas para descartar así cualquier problema relacionado con el corazón. 

Una exploración por tomografía computarizada: esta exploración por tomografía computarizada envía información de radiografías a imágenes de las secciones delgadas del pecho, lo que crea una visión más detallada. Además, esta exploración por tomografía computarizada del pecho sirve para determinar si hay coágulo sanguíneo en los pulmones o para buscar otros causante del dicho dolor pleurítico.  

Cómo proceder al diagnóstico de la la pleuritis o pleuresía 

En determinados casos, el doctor podría extraer líquido y algo de tejido de lo que se conoce como espacio pleural para así poder realizar un análisis completo y exhaustivo. Estos procedimientos pueden ser de dos tipos:

-Toracocentesis: en algunos casos, el especialista médico podría pedir que se realice una toracocentesis para poder así drenar líquido y llevar a cabo un análisis en el laboratorio. Durante este proceso el doctor podría introducirte un anestésico local entre las costillas y dirigido a la zona en la que apareció el líquido en los estudios que se realizaron por imágenes.  

Después será el médico el que introducirá la aguja en la pared torácica entre las costillas para poder sacar el líquido y llevar a cabo un análisis en detalle en el laboratorio. Además el doctor podría usar o apoyarse en una ecografía para introducir con precisión la aguja. 

-Toracoscopia o pleuroscopia: si por el contrario se tiene cierta sospecha que el cáncer o la tuberculosispueden ser los causantes de la enfermedad, el médico podría realizar un procedimiento que permitiría ver directamente dentro del tórax para así encontrar la anomalía y poder extraer una muestra del tejido, lo que se conoce como realizar una biopsia, siempre que fuera necesario hacerlo.  

Cómo se puede tratar la pleuritis

El tratamiento de la pleuritis depende de la causa de la inflamación.

- Infección viral: la pleuresía se cura habitualmente de manera espontánea.

- Infección bacteriana: toma de antibióticos.

- Tuberculosis: toma de antituberculosos.

- Cáncer de pulmón: quimioterapia y/o cirugía.

Para aliviar los dolores, se pueden prescribir antiinflamatorios. Una punción pleural también puede permitir evacuar el derrame si este es de importante consideración.

Estilo de vida y remedios caseros para la pleuritis

Además, para aliviar los síntomas que causa la pleuritis o pleuresía también se pueden acudir a determinados remedios caseros, eso sí, siempre contando con el visto bueno de tu médico. A continuación verás unas serie de remedios que podrían ayudarte con el problema: 

Leer más
¿Es la masturbación buena para la salud?

-La ingesta de medicamentos: para poder los síntomas del dolor y la inflamación de pleuritis se pueden tomar determinados medicamentos como puede ser el ibuprofeno, pero siempre que sea necesario. 

-Se debe descansar bien: lo mejor es que encuentres una posición en las que puedas permanecer el mayor tiempo posible y que te permita descansar. Además, es muy importante que aunque empieces a notar mejoras, no te excedas demasiado. 

Macarena Simal
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración