Se hizo un piercing en la oreja y le salieron dos enormes "testículos"

Se hizo un piercing en la oreja y le salieron dos enormes "testículos"

Jennifer, 29 años, nunca pudo imaginar que acabaría viviendo una semejante pesadilla cuando fue a hacerse un piercing en la oreja.

Hacerse un piercing es un procedimiento que, por sencillo que sea, no está libre de riesgos. Por desgracia, Jennifer ha aprendido la lección por las malas. Se hizo un piercing en la oreja, le salió mal y sufrió una terrible infección en la oreja.

Hace 11 años que Jennifer se perforó las orejas. Con el tiempo empezó a sentir molestias y le comenzaron a crecer bultos dolorosos que se hacían cada vez más grandes.

La joven estadounidense originaria de Filadelfia tiene ahora 29 años. Fue a ver a la doctora Pimple Popper por el malestar que sentía desde hace años en sus orejas. Las grandes protuberancias que le salieron no solo le causan dolores de cabeza sino que además son objeto de burlas.

Leer más
Se tatuó media cara estando ebrio y ahora le resulta imposible encontrar trabajo

Jennifer visitó a muchos médicos que no supieron como ayudarla hasta que finalmente encontró a la doctora Sandra Lee (AKA Pimple Pooper). Le diagnosticó queloides extremos y le practicó una cirugía para quitarle los bultos de las orejas.

La doctora reconoció que eran los queloides más grandes que había visto nunca. Tras la extracción vio que pesaban 28 gramos. A pesar de que se los pudo quitar advirtió a su paciente de que con el tiempo podrían volverle a crecer.

Jennifer está recibiendo radioterapia para evitar que los queloides le vuelvan a salir.

Fuente: The Sun

Imagen: TLC

Eléonore Valton
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración