Pielonefritis: pielonefritis aguda, síntomas, causas y tratamiento
Pielonefritis: pielonefritis aguda, síntomas, causas y tratamiento

Pielonefritis: pielonefritis aguda, síntomas, causas y tratamiento

La pielonefritis aguda es una infección urinaria que afecta a los riñones. Muy a menudo se produce como consecuencia de una cistitis no tratada. ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Y cuál es su tratamiento?

Definición: ¿qué es la pielonefritis?

La pielonefritis aguda es una infección urinaria de origen bacteriana que afecta a los riñones y que no debe confundirse con un cólico nefrítico. A menudo se produce como consecuencia de una cistitis aguda no tratada. El principal agente infeccioso de la enfermedad es la bacteria Escherichia Coli.

La pielonefritis afecta mucho más a las mujeres que a los hombres, en especial a las mujeres embarazadas o a las mayores de 55 años.

Pielonefritis: síntomas

El primer síntoma de la pielonefritis aguda es una fiebre elevada (39-40º) que aparece de repente. Viene acompañada por escalofríos, sudores fríos y un estado de fatiga general. La persona infectada también siente un dolor en la fosa lumbar (lumbalgia), por lo general situado en un solo lado. Puede irradiarse hacia los órganos genitales.

La pielonefritis tiene los signos característicos de la cistitis: ganas frecuentes de orinar, dolores o sensación de quemazón durante la micción, presencia de sangre en la orina. Además, pueden aparecer signos de trastornos digestivos: diarrea, nauseas, vómitos… También se puede observar durante la evolución de la enfermedad hipertensión y/o anemia.

En los niños de corta edad, la pielonefritis aguda puede, además de los síntomas anteriores, manifestarse por medio de orina de color u olor inusual, una pérdida de peso o cambios de humor intempestivos.

Pielonefritis: causas

La bacteria Escherichia coli es la primera causa de la pielonefritis (85% de los casos). El agente infeccioso también puede ser de la familia de los enterococos o de los estafilococos.

Las personas que tienen más riesgo de contraer la infección son las personas que tengan una anomalía en las vías urinarias o genitales (malformaciones del tracto genital, reflujo vesiculo-uretral, síndromes obstructivos urinarios) así como las personas que sufren una enfermedad del metabolismo crónica como la diabetes o el VIH.

Pielonefritis: tratamiento

La pielonefritis es una infección que hay que tomarse muy en serio. Desde la aparición de los síntomas, hay que consultar a un médico. Éste realiza un análisis de orina y a veces un análisis sanguíneo. También se puede pedir una ecografía del riñón y de la vejiga, sobre todo en caso de recaída o de pielonefritis crónica, para evidenciar la causa de la enfermedad.

El tratamiento de la pielonefrities es una antibioterapia. Un antibiograma permite verificar la eficacia de los antibióticos sobre el germen patógeno para encontrar la más eficaz. También se aconseja seguir un período de descanso y beber mucho.

En caso de que los signos indiquen una posible complicación, se puede efectuar una intervención quirúrgica. Si un obstáculo impide el flujo normal de la orina, se realiza con urgencia un drenaje de las vías urinarias.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración