Parkinson: síntomas, tratamiento, parkinson hereditario, causas
Parkinson: síntomas, tratamiento, parkinson hereditario, causas

Parkinson: síntomas, tratamiento, parkinson hereditario, causas

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurológica responsable de numerosos trastornos motrices. Si bien los investigadores la entienden cada vez más, sus causas aún se desconocen y no existe un tratamiento curativo.

Definición de la enfermedad de Parkison

El Parkinson es una enfermedad degenerativa que se caracteriza por la pérdida progresiva de neuronas, provocando múltiples trastornos motrices. Afecta a una zona del cerebro encargada de fabricar y liberar un neurotransmisor conocido como dopamina, que desempeña una función crucial en el control de los movimientos del cuerpo.

La enfermedad se presenta más a menudo en las personas mayores de más de sesenta años. Se trata de la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, justo después de la enfermedad de Alzheimer.

La enfermedad de Parkinson y sus síntomas iniciales

Contrariamente a una idea preconcebida, la enfermedad de Parkinson no se identifica principalmente por el temblor del paciente. De hecho, no se trata del signo predominante de la enfermedad. El Parkinson tiene los siguientes síntomas iniciales:

-      dificultades en el movimiento: los gestos se hacen lentos y poco precisos. Es el signo más extendido de la enfermedad de Parkinson.

-    la hipertonía muscular: esto corresponde a una rigidez excesiva de los músculos. Por lo general, está acompañada de dolores en los músculos y a lo largo de la columna vertebral.

-    los temblores: se trata de temblores en reposo. Estos sólo tienen lugar cuando el enfermo no realiza ningún movimiento.

También existen numerosos síntomas secundarios que se encuentran en un gran número de enfermos, como la depresión, la incontinencia, el estreñimiento, la aparición de caspa, de trastornos del sueño o la hipersalivación.

La evolucion del Parkinson es un proceso lento y en constante evolución. Cuando los síntomas hacen su aparición, la enfermedad de Parkinson ya está instalada desde hace varios años. Cuanto más avanza, más se agravan los síntomas y más pierde el paciente su autonomía, hasta tener dificultades para realizar las tareas de la vida cotidiana.

Diagnóstico de la enfermedad de Parkinson

El diagnóstico de la enfermedad de Parkinson es complejo de hacer, ya que cada caso es diferente. Especialmente, se basa en la presencia de al menos dos de los tres síntomas principales.

La mayor dificultad del diagnóstico es diferenciar con éxito la enfermedad de los síndromes de Parkinson, que conllevan síntomas en común, pero que son debidos al consumo de neurolépticos y necesitan un tratamiento diferente. La presencia de ciertos signos permite orientarse hacia un síndrome de Parkinson, como las caídas repentinas, los temblores en el movimiento o una demencia precoz.

Enfermedad de Parkinson: carácter hereditario

A diferencia de su mecanismo, la enfermedad de Parkinson tiene causas todavía desconocidas. Los investigadores han descartado numerosas hipótesis estos últimos años y en la actualidad tienden a pensar que el parkinson es hereditario, es decir, que existe una combinación de factores genéticos, especialmente para aquellos en los que la enfermedad aparece antes de los 50 años, y de factores medioambientales, como la exposición a metales pesados, a los contaminantes químicos o a los pesticidas.

Pero la enfermedad de Parkinson todavía no ha revelado todos sus secretos y numerosas investigaciones están todavía en curso para descubrir más.

Parkinson: ¿existe un tratamiento para curar la enfermedad?

Actualmente, para la enfermedad de Parkinson, no existe desgraciadamente tratamiento. Los medicamentos prescritos tienen como objetivo corregir los síntomas del paciente aumentando la presencia de dopamina en el cerebro para recuperar una concentración normal. Existen dos métodos: los tratamientos que proporcionan o un precursor de esta molécula (la levodopa), o bien un agonista de la dopamina, una sustancia que disminuye la degradación de ésta última.

Parkinson: una chica crea una ingeniosa idea para ayudar a los enfermos a caminar
Leer más
Parkinson: una chica crea una ingeniosa idea para ayudar a los enfermos a caminar

Si los tratamientos farmacológicos para paliar el Parkinson, no hacen efecto, existe un método conocido como estimulación cerebral profunda. Se trata de una técnica quirúrgica que consiste en implantar electrodos en el cerebro para estimular ciertas zonas. Esto permite reducir la pérdida de neuronas y limitar los síntomas diarios. Sin embargo, este tratamiento sólo está reservado para el 10/15% de los pacientes, siendo las condiciones muy estrictas.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración