El indiscutible rasgo que tienen en común todos los que son buenos en la cama
El indiscutible rasgo que tienen en común todos los que son buenos en la cama
El indiscutible rasgo que tienen en común todos los que son buenos en la cama
Leer más

El indiscutible rasgo que tienen en común todos los que son buenos en la cama

Un estudio reciente realizado por psicólogos alemanes ha sugerido que sentirse cómodo burlándose de los demás y (especialmente) de ti mismo podría estar relacionado con la satisfacción sexual.

Es un hecho bien conocido que la risa juega un papel importante en las relaciones románticas. Aunque las burlas son parte del registro de la sensualidad y un arma poderosa para coquetear y tener citas, bromear con tu pareja también es sinónimo de confianza.

Varios estudios iniciales han demostrado que "las personas están buscando una pareja con sentido del humor y que se ría", comenta el psicólogo René Proyer de la Universidad Martin Luther de Halle-Wittenberg (MLU, Alemania).

Pero según este experto, la risa también juega un papel importante ... ¡en el dormitorio! El Journal of Research in Personality publicó un estudio en 2018 que sugiere que las personas que pueden burlarse y reírse de sí mismas podrían ser más felices en su vida sexual.

Para llegar a esta conclusión, 154 parejas heterosexuales respondieron una serie de preguntas sobre su vida sexual, cómo de satisfechos estaban con su pareja, con qué frecuencia discutían y si les gusta reírse el uno del otro.

El indiscutible rasgo que tienen en común todos los que son buenos en la cama Getty images

Y sus resultados mostraron que tienes muchas razones si buscas una pareja con sentido del humor, pero que realmente has ganado el premio gordo si encuentras a alguien que también puede reírse de sí mismo.

Los participantes que tenían miedo de burlarse de sí mismos dijeron que su vida sexual era menos satisfactoria en comparación con aquellos que no lo eran. También se descubrió que sus parejas eran menos felices, particularmente porque sentían que constantemente tenían que caminar con pies de plomo con su media naranja.

Los investigadores creen que esto se debe al hecho de que todos reaccionamos a la risa de manera diferente: "Algunos tienden a interpretar la risa como algo negativo o despectivo", explicó René Proyer en la página de la Universidad, antes de continuar diciendo que sin embargo otros disfrutan de ser el centro de atención y provocan intencionalmente situaciones que hacen que otros se rían de ellos.

¡Parece que ser capaz de hacer reír a tu pareja también podría ser útil cuando estás debajo de las sábanas! Los participantes, especialmente los hombres, indicaron que no se sentían completamente satisfechos sexualmente si su pareja tenía demasiado miedo a la hora de presionarles un poco y reírse con ellos.

Eso sí, hay que tener mucho cuidado con no pasarnos. El estudio también reveló que las parejas cuyas bromas se reducían a burlarse a menudo experimentaban más conflictos en sus relaciones.

Conclusión: si quieres ser un buen amante, ¡ríete, pero más de ti mismo que de tu media naranja!

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración