Anorgasmia o disfunción eréctil: los problemas sexuales más comunes y sus soluciones

Si hablamos de sexualidad y la forma en la que la vivimos no hay nada exacto, ya que cada uno vive su sexualidad de manera distinta. Pero en muchas ocasiones la sexualidad se vuelve un tema complejo derivado de inseguridades, complejos e incluso factores biológicos.

Anorgasmia o disfunción eréctil: los problemas sexuales más comunes y sus soluciones
Leer más
Leer más

Los problemas sexuales mucho más comunes de los que nos podemos llegar a imaginar se pueden ser clasificados dependiendo de su origen, según sea fisiológico, psicológico y social.

A continuación te contamos algunos de los problemas sexuales más comunes y como solucionarlos.

Trastorno del deseo sexual: algunas causas biológicas pueden afectar al deseo sexual, provocando una disminución de la libido. Pero también puede haber otras causas no biológicas que pueden alterar el deseo sexual.

La solución es tener mucha comunicación con tu pareja, además de que un especialista puede ayudarnos y valorará alguna terapia de sustitución hormonal.

Falta de lubricación: la lubricación esta relacionado con la excitación sexual, primero deberas identificar si verdaderamente es un problema. Y que hay mujeres que lubrican mucho y otras que no.

La comunicación con tu pareja, la relajación y el autoconocimiento son claves para solucionar este problema además de la autoexploración mediante la masturbación, un método que te ayuda a conocerte y es bastante recomendable en estos casos.

Disfunción eréctil : puede ser causada por dos motivos la primaria tiene un carácter genético o biológico provocado por algunas enfermedades como como la diabetes. Y por otra parte puede ser por causas psicológicas: ansiedad, problemas de confianza.

La solución ante este problema es identificar la causa, si es biológica deberas ser tratado mientras que si es emocional, hablar con tu pareja y aumentar la confianza entre vosotros puede ser de gran ayuda.

Anorgasmia: es la falta de orgasmo, hay personas que creen que son incapaces de alcanzar el orgasmo. Su origen reside en la mala o nula educación sexual. Para solucionarlo recuerda que el clitoris es el centro de placer de una mujer, estimula y toma tu tiempo en esta parte.