Un hombre estuvo a punto de morir por utilizar un bastoncillo de algodón

Un hombre estuvo a punto de morir por utilizar un bastoncillo de algodón

¿Cuántas veces tendremos que repetir que es malo utilizar un bastoncillo de algodón para limpiarse las orejas? Según un artículo publicado en la revista BMJ Case Reports, un británico de 31 años contrajo una infección rara del cráneo por culpa de este pequeño objeto. Un trozo de algodón se le quedó atascado en el conducto auditivo durante 5 años.

¿Y si el bastoncillo de algodón se convirtiera en nuestro enemigo número 1? Ya sabíamos que presenta un riesgo para nuestros conductos, que es uno de los mayores contaminantes del océano y que no es el mejor amigo de nuestros oídos. Pero gracias a un artículo publicado en la revista BMJ Case Reports, ¡ahora también sabemos que puede poner nuestra vida en peligro!

Convulsiones y dolores de oído

Cuando trasladaron al hombre de 31 años a las urgencias del hospital universitario de Coventry (Inglaterra), padecía convulsiones, cefaleas y naúseas y, además, le brotaba un líquido de su oído izquierdo. Al examinar su historial médico, los especialistas descubrieron que el paciente padecía un dolor intermitente en su oído izquierdo desde hacía 5 años y que sus capacidades auditivas habían disminuido.

Su médico general asumió durante mucho tiempo que esos síntomas se debían a una inflamación del oído para la que le prescribió antibióticos. Pero, según el Dailymail, el treintañero también tenía dificultades para recordar los nombres de sus seres queridos y vomitaba unos días antes de convulsionar.

El paciente no tenía fiebre, pero sus problemas cognitivos eran lo suficientemente graves como para alertar a los médicos, los cuales le sometieron a una revisión más exhaustiva. Lo que descubrieron a raíz de esta les sorprendió y te va a dar ganas de cambiar algunas de tus costumbres lo antes posible.

Una "otitis externa necrotizante"

Para evitarle una meningitis cerebral que puede ser fatal, los médicos le prescribieron antibióticos y le hicieron un escáner. Esta prueba informó de la presencia de dos abscesos situados en el cráneo. Por ello, los médicos decidieron administrarle anestesia general y examinarle su conducto auditivo.

Como cuenta el informe médico, este último estaba "inflamado y lleno de residuos" de bastoncillos de algodón. La presencia de un cuerpo extraño explica la infección que se produjo. Más tarde, se extendió hasta el hueso craneal y, por último, alcanzó las meninges. Los médicos, que piensan que el trozo de algodón permaneció atascado durante 5 años (periodo de aparición de los primeros síntomas), le diagnosticaron una "otitis externa necrotizante".

Este tipo de infección, la cual suele provocar una bacteria, afecta al conducto auditivo, el hueso más próximo y, en este caso, a los tejidos situados en el interior del cráneo. Pero no afecta al cerebro.

Leer más
Le corta la cabeza a una cobra pero el desenlace es trágico

Los médicos que lo auscultaron anotaron en su informe que un trozo de algodón atascado en el oído "es una causa común de infecciones y de heridas", pero que nunca antes se había observado una infección de tales dimensiones.

Tras extraerle el algodón, los especialistas le administraron antibióticos intravenosos durante una semana y le prescribieron un tratamiento de 8 semanas adicionales una vez salió del hospital. Diez semanas después de su llegada a urgencias, el británico de 31 años estaba completamente recuperado. 

• S.Mora
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración