¿Qué le pasa a nuestro cuerpo si dejamos de comer carbohidratos?

Los carbohidratos son nutrientes esenciales para el organismo humano. Sin embargo, algunas dietas recomiendan suprimirlos para bajar de peso. Esto puede no ser del todo recomendable, ya que no es beneficioso para la salud.

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo si dejamos de comer carbohidratos?
Leer más
Leer más

¿Has escuchado alguna vez hablar de la dieta cetogénica? En esta dieta, en teoría, conseguirías perder peso eliminando de forma total y definitiva los carbohidratos de tu alimentación. Pero, ¿funciona?

Para saberlo primero tenemos que analizar para qué sirven los hidratos de carbono en nuestro organismo. Entre sus muchas funciones encontramos la reparación y construcción de estructuras orgánicas, elaporte de energía y la regulación de procesos metabólicos.

Es decir, los carbohidratos cumplen una función muy importante en nuestro organismo, por lo que eliminarlos de forma absoluta no es recomendable.

También es importante que entendamos que existen tres tipos distintos de carbohidratos. Los almidones, las fibras y los azúcares. Estos últimos son, sin duda, los más perjudiciales.

¿Qué pasa si dejo de comer carbohidratos?

Al eliminar los carbohidratos de la ingesta diaria de forma total, es decir, sin consumir al menos cantidades bajas de este macronutriente, notaremos que nuestro cuerpo se deshincha y bajaremos un poco de peso.

Sin embargo, este “adelgazamiento” no es real. Lo que sucede es que los carbohidratos facilitan la retención de líquidos (en el buen sentido), por lo que cuando dejamos de comerlos no perdemos peso, simplemente nos deshidratamos.

Nuestro cuerpo responderá ante esto de la forma más lógica: hambre, cansancio, malestar… Y vuelta a la ingesta de carbohidratos. El “peso” perdido volverá, y una vez más te notarás hinchado.

Por tanto eliminarlos de nuestra dieta de forma definitiva no favorece en nada.

Entonces, ¿cuál es la clave para perder peso?

Que eliminar los carbohidratos de nuestra vida no sea una solución efectiva no significa que no haya que limitar su consumo. Ya sabes que hay tres tipos principales, y el más interesante es sin duda la fibra. Porque, sí, en muchas frutas y verduras hay carbohidratos, aunque sea en menor cantidad.

Por tanto lo interesante sería buscar alimentos saludables de los que extraer los carbohidratos, como las semillas, los cereales integrales o los vegetales. Además, claro está, debes reducir su consumo si quieres perder peso.

En cuanto a la cantidad exacta, dependerá de cada organismo. Lo recomendable es escucharte a ti mismo y acudir a un profesional si quieres perder peso de forma efectiva.