Los niños fueron alimentados con chocolate de sangre durante años en Rusia, esta es la razón

¿Chocolate y sangre? Es una combinación que nunca pensamos que existiera, pero por desgracia existe en Rusia, y es un dulce famoso para los niños.

Los niños fueron alimentados con chocolate de sangre durante años en Rusia, esta es la razón
Leer más
Leer más

Todos sabemos a qué sabe la sangre y no es porque seamos vampiros chupasangre, pero todos nos hemos mordido accidentalmente el interior de la mejilla o nos hemos chupado un pequeño corte de papel en el dedo al menos una vez en nuestra vida.

Por suerte, el número de veces que nuestra lengua ha entrado en contacto con la sangre humana es limitado, pero los habitantes de numerosas comunidades están bastante acostumbrados a comer la sangre de otros animales.

Sangre en la comida

En Europa, la morcilla es un famoso manjar que utiliza sangre de vacuno o de cerdo. Otras culturas también tienen su propia forma de utilizar la sangre de los animales para elevar su comida, pero este ingrediente especial es más habitual en los alimentos salados.

Por eso, la idea de poner sangre en un postre o un dulce parece un poco fuera de lo común, pero eso es exactamente lo que hacen en Rusia.

Chocolate con sangre

En los tiempos de la Unión Soviética, un chocolate llamado Hematogen hacía furor en el mercado ruso. ¿Qué tenía de especial este caramelo? Uno de sus componentes era la sangre de vaca o cerdo.

Las barritas Hematogen estaban hechas de leche condensada, jarabe, azúcar de remolacha y algo que se denominaba "albúmina alimentaria negra", es decir, sangre de vaca, en un 5%.

En la década de 1920 se calificaban de "saludables y sabrosas" y se recomendaban específicamente para los niños, ya que se suponía que ayudaban a combatir la anemia, es decir, la deficiencia en la calidad o el número de glóbulos rojos en el cuerpo. Nota al margen: durante la Gran Guerra Patria se daba a los soldados un brebaje de sangre de vaca y yema de huevo para que se fortalecieran.

Pero la golosina era tan popular que se podía adquirir en todo tipo de tiendas de alimentación y farmacias. Ya que también era una forma barata de compensar la falta de hierro cuando la carne escaseaba.

Sin embargo, en los tiempos modernos, es poco probable que encuentre las barritas en una farmacia rusa. Sin embargo, se informa de que en Amazon se venden paquetes gigantes de chocolate con sangre.