El alimento que te ayudará a perder peso antes de dormir

Aunque durante años se ha vilipendiado, el huevo es el alimento clave para mejorar tu descanso durante las horas de sueño, y el mejor aliado para conseguir bajar de peso de forma efectiva.

El alimento que te ayudará a perder peso antes de dormir
Leer más
Leer más

A todos nos ha pasado esto al menos una vez: cenas, te quedas en el sofá viendo alguna serie o película, y cuando te vas a comer pasas una vez más por el frigorífico. Y algo siempre cae algo, un yogur, una última galleta, o cualquier otra pequeña tentación a nuestro alcance.

Esto no es bueno para nuestra salud, pero casi nos parece imposible ignorar la tentación que nos llama a echar mano de ese último tentempié. Y hay una razón por la que esto sucede.

Durante la noche, si no hemos cenado bien, la glucosa se descompensa y producimos cortisol, la hormona del estrés. Esto hace que descansemos peor. Por tanto, es imposible ignorar la llamada de auxilio que nos lanza el cuerpo pidiendo un último alimento.

Pero este puede ser muy perjudicial, ya que si es muy pesado hará que nuestro sueño se vea afectado también, y puede hacernos subir de peso.

¿Cuál es la solución entonces?

Aquí es donde entra el alimento sorpresa: un huevo cocido. Comer un huevo cocido antes de ir a dormir puede hacer que bajes de peso y que descanses mejor. Eso es lo que afirma el doctor Nick Bizt.

Descubrí que comer un poco de proteína por la noche antes de dormir, unos 6 gramos, que es el equivalente de un huevo, hace que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga estable durante la mayor parte de noche

Esto permitirá que nuestro cuerpo no libere cortisol, y que nuestro nivel de estrés disminuya. Pero es que, además, nos ayudará a perder peso.

Según un estudio realizado por la experta María Luz Fernández, comer huevos reduce la ingesta de alimentosen personas adultas durante las siguientes 36 horas gracias a su potente efecto saciante.

Y sí aún creías que el huevo era malo para la salud, es hora de que sepas que la ciencia moderna ha conseguido destruir todos los mitos sobre este alimento: no afecta al colesterol ni provoca ataques cardíacos.