¿Por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre?

Todos conocemos los cuentos navideños, que sitúan el nacimiento de Jesús entre la noche del 24 y la madrugada del 25, así como la posterior llegada de los Reyes Magos de Oriente. Pero lo cierto es que estas fechas no pueden ser contrastadas de ninguna manera. Así que, ¿por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre?

¿Por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre?
Leer más
Leer más

La Navidad, aunque cada vez más se celebra como fiesta secular, tiene un claro origen religioso. En particular, en las religiones cristianas. Pero lo cierto es que cada vez la fiesta se distancia más de la tradición religiosa.

En Japón, por ejemplo, la Navidad se celebra como un fenómeno comercial que nada tiene que ver con el nacimiento de Jesús. Todo occidente reconoce esta fiesta e independientemente de su fe la celebran de alguna u otra forma.

Por tanto, cada vez más personas desconocen la razón por la que celebramos la Navidad el 25 de diciembre. Por supuesto, conocemos el relato navideño. María y José encontraron calor en medio de la noche en un pesebre donde habría de nacer Jesús en la madrugada del 25 de diciembre. Pero, ¿por qué esa noche?

Las teorías de la Navidad

Lo cierto es que no hay registros que confirmen la fecha de nacimiento de aquella persona a la que se conoció como Jesús de Nazaret, y a quien la religión cristina considera su mesías. Pero sí que se estima la fecha de su muerte.

Según el credo cristiano, Jesucristo fue crucificado el 25 de marzo. Se cree, además, que muere el mismo día que es concebido, por lo que si se añades 9 meses a esta fecha se calcula que su nacimiento fue el 25 de diciembre.

Otra de las teorías de por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre desde el siglo IV es porque en estas fechas se celebraba la festividad romana del Sol Invicto. Por tanto, la celebración cristiana se fijaría en este día para opacar los festejos paganos.

25 animales que nunca habías visto 25 animales que nunca habías visto