La última jirafa blanca hembra del mundo y su cría, asesinadas por los cazadores furtivos.
La última jirafa blanca hembra del mundo y su cría, asesinadas por los cazadores furtivos.
La última jirafa blanca hembra del mundo y su cría, asesinadas por los cazadores furtivos.
Leer más

La última jirafa blanca hembra del mundo y su cría, asesinadas por los cazadores furtivos.

La única jirafa blanca hembra del mundo y su cría fueron encontradas en Kenya en un "estado esquelético después de haber sido asesinadas por los cazadores furtivos".

Esta terrible noticia nos llega directamente de Kenia. Una asociación local anunció el martes 10 de marzo que la única jirafa blanca del país y su cría, nacida en agosto de 2019, fueron encontradas muertas.

“En estado esquelético”

Estos animales son extremadamente raros y nunca se han visto en ningún otro país que no sea Kenia. Su color blanco se debe a la pigmentación de la piel.

No se trata de albinismo, como se podría pensar, sino de una particularidad genéticallamada leucismo. Esta característica se encuentra en otros animales como los tigres blancos.

Los cuerpos de las dos jirafas fueron encontrados "en estado esquelético después de haber sido asesinados por cazadores furtivos en una reserva de Garissa, en el este de Kenya", explica Mohammed Ahmednoor, director de Ishaqbini Hirola Conservancy.

Solo queda un macho vivo

El director de la asociación se expresó en un comunicado difundido el martes 10 de marzo sobre este evento, donde compartió su tristeza.

"Este es un día muy triste para la comunidad y para Kenya en su conjunto. Somos la única comunidad en el mundo que es la guardiana de una jirafa blanca. Su muerte es un duro golpe a los enormes pasos que la comunidad está dando para conservar especies raras y únicas".

Con estas dos desapariciones, ahora solo queda un espécimen de la jirafa blanca con vida. Es un macho que no es otro que el hijo de la jirafa a la que dispararon los cazadores furtivos.

"Una pérdida a largo plazo"

El director de la asociación también explicó que estos asesinatos eran pérdidas importantes para la investigación y el turismo.

"Es una pérdida a largo plazo, ya que los estudios e investigaciones genéticas que fueron una importante inversión en la región por parte de los investigadores han desaparecido. Además, la jirafa blanca estaba impulsando el turismo en la zona".

Una pérdida considerable por muchas razones. La hembra había sido vista por primera vez en 2017, en un vídeo en el que aparecía con su jirafa había que conmovió a la red.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración