Fotos submarinas revelan criaturas ocultas bajo la Antártida durante décadas
Fotos submarinas revelan criaturas ocultas bajo la Antártida durante décadas
Fotos submarinas revelan criaturas ocultas bajo la Antártida durante décadas
Leer más

Fotos submarinas revelan criaturas ocultas bajo la Antártida durante décadas

Escrito por Michelle

El mes pasado, un iceberg del tamaño de Los Ángeles se desprendió de la plataforma de hielo Brunt en la Antártida. Los investigadores de Polarstern examinaron la zona del fondo marino que había sido cubierta por el iceberg.

Encontraron criaturas que habían estado ocultas durante décadas y capturaron vídeos e imágenes submarinas.

La mayoría de las criaturas detectadas por las cámaras eran animales sésiles: organismos como las anémonas que se adhieren a las rocas o al fondo del océano y no se mueven. Pero el equipo se sorprendió al descubrir que muchas especies nadaban alrededor de sus hogares rocosos, en lugar de quedarse quietas.

Los científicos recogieron especímenes de algunas de estas criaturas, así como limo. La cuestión que se plantea ahora es cómo pudo sobrevivireste diverso ecosistema submarino en ausencia de luz solar.

Los investigadores a bordo del buque de investigación Polarstern se encontraron el mes pasado en el lugar y el momento adecuados. Navegaban cerca del borde norte de la Antártida cuando un gigantesco iceberg se desprendió del continente.

El barco se encontraba a unos 4.800 kilómetros del extremo sur de Sudamérica, no muy lejos de la plataforma de hielo Brunt, que está plagada de grietas gigantes y crecientes. El 26 de febrero, una de estas grietas desgarró la plataforma y un iceberg de más de 1.270 kilómetros cuadrados se desprendió.

El iceberg, denominado A74, tiene el tamaño de Los Ángeles y más de 20 veces el de Manhattan. Al alejarse de la Antártida, reveló una parte del fondo oceánico que no había visto la luz del sol en 50 años.

Fotos submarinas revelan criaturas ocultas bajo la Antártida durante décadas Getty image

El objetivo de esta expedición

La tripulación del Polarstern esperó a que amainaran los fuertes vientos de la región, para entrar en el espacio entre el A74 y la plataforma de hielo el 13 de marzo. El objetivo de los científicos era estudiar la parte del fondo del Mar de Weddell que había estado cubierta por hielo de hasta unos 300 metros de espesor durante décadas.

La tripulación de Polarstern desplegó una cámara llamada OFOBS (Sistema de Observación del Fondo Marino y Batimetría). La remolcaron detrás del barco con un largo cable y sumergieron el OFOBS a unos 800 metros de profundidad y grabó cinco horas de imágenes y tomó miles de fotos.

La tripulación también desplegó boyas que podían medir la temperatura y el contenido de sal del agua en la grieta recién creada. Los datos de las boyas podían indicar a los científicos la rapidez con la que se estaba calentando esta parte de la Antártida.

Criaturas extrañas

Una vez que el OFOBS llegó al fondo marino, observó varias criaturas que vivían entre las rocas que habían caído al agua desde la plataforma de hielo superior.

La mayoría de las criaturas detectadas por las cámaras eran animales sésiles: organismos como las anémonas que se adhieren a las rocas o al fondo del océano y no se mueven.

La mayoría de las especies eran filtradoras, como las esponjas de mar.

Estas criaturas inmóviles se alimentan de algas microscópicas y otras diminutas partículas orgánicas del agua que flotan cerca de sus hogares rocosos.

Según Autun Purser, miembro del equipo de la OFOBS, la presencia de estos filtradores no fue una sorpresa. Pero algunos de los resultados sorprendieron a su equipo

"Esperaba que hubiera menos animales grandes que se alimentan por filtración (sobre todo esponjas)", dijo a Insider Autun Purser, investigador de oceanografía del Instituto Alfred Wegener de Alemania, por correo electrónico desde el Polarstern.
Fotos submarinas revelan criaturas ocultas bajo la Antártida durante década Getty image

Expectativa

Esa expectativa se basaba, en parte, en los resultados de un grupo de investigadores británicos que también perforaron más de 800 metros por debajo de la plataforma de hielo el mes pasado, a unos 260 kilómetros de la zona explorada por el equipo de Autun Purser. Ese equipo encontró esponjas viviendo en las rocas bajo el hielo.

"No esperaba ver pulpos y peces, ni muchos animales móviles, y definitivamente estaban allí", dijo.

La OFOBS ha visto pepinos de mar, estrellas frágiles, moluscos, gusanos y al menos cinco especies de peces y cefalópodos como los pulpos.

Utilizando un dispositivo de agarre a bordo del OFOBS, los científicos recogieron especímenes de algunas de estas criaturas, así como limo del fondo marino.

OFOBS también ha visto un tipo de pepino de mar llamado cerdo de mar.

Estas criaturas translúcidas y llenas de agua tienen unas patas en forma de tubo -a veces en la cabeza- que les ayudan a moverse por las partes más profundas y oscuras de los océanos del mundo.

Es un poco misterioso cómo este diverso ecosistema submarino fue capaz de sobrevivir en ausencia de luz solar. La mayoría de los alimentos orgánicos y las algas viven en las partes del océano donde tienen acceso a la luz que necesitan para sobrevivir.

Los investigadores de Polarstern esperan responder a esta pregunta recogiendo más muestras del fondo marino y visitando de nuevo esta zona del Mar de Weddell en el futuro.

Según Autun Purser, las observaciones del equipo demuestran que los ecosistemas marinos pueden ser muy diversos y abundantes, incluso si la cantidad de alimento disponible es moderada.

"Es posible que todo ocurra en un periodo de tiempo más largo, que los animales crezcan más lentamente, etc.", añadió. "Pero para determinar si esto es así, serían necesarias repetidas observaciones de la comunidad bajo el hielo".

Esperan estudiar más

El equipo espera poder utilizar algún día robots submarinosautónomos para estudiar partes del océano que antes estaban atrapadas bajo el hielo, dijo Autun Purser.

No es la primera vez que la Antártida pierde un iceberg gigante, y no será la última

Una grieta en la barrera de hielo de Brunt que dio lugar al A74 el 12 de enero. Andy Van Kints/British Antarctic Survey:

"Es muy natural que haya secciones que se desprendan de las plataformas de hielo. A medida que el hielo se desprende de la tierra, la plataforma de hielo crece y acaba alcanzando un tamaño inestable", explica a Insider Adrian Luckman, glaciólogo de la Universidad de Swansea (Gales).

"Algunos partos son pequeños y pasan desapercibidos, pero cada pocos años se produce un gran parto como éste". Los investigadores a bordo del Polarstern dijeron que icebergs del tamaño del A74 se desprenden aproximadamente cada 10 años.

En 2017, un iceberg del tamaño del estado norteamericano de Delaware se desprendió de la plataforma de hielo Larsen C del continente. Adrian Luckman cree que otro iceberg se desprenderá de la plataforma de hielo Brunt en las próximas semanas o meses.


Además
Sin conexión
Verifique su configuración