El continente africano se está dividiendo en dos
El continente africano se está dividiendo en dos
El continente africano se está dividiendo en dos
Leer más

El continente africano se está dividiendo en dos

Tras varias precipitaciones ha aparecido una enorme brecha al sur-oeste de Kenia. Los científicos ven esta grieta como una nuevo indicio de la separación progresiva del continente africano.

El pasado 19 de marzo ha aparecido una gigantesca falla en medio de la carretera Mahiu-Narok que va a Kenia. Una fisura de más de 15 metros de profundidad que mide 3 kilómetros de largo que se ha producido después de varios periodos de lluvias abundantes que ha sufrido el país. Según el punto de vista de los geólogos, esta grieta es prueba de un fenómeno más grave et espectacular : la separación del continente africano.

Una actividad frecuente, testigo de cambios profundos

No es la primera vez que la carretera de Mahiu-Narok hace de la suyas: "parece que esta zona se encuentra debilitada", explica Julius Korir, responsable de la infraestructura. Una vez más, la carretera ha sido rellenada para restablecer el tráfico lo más rápido posible. Sin embargo, corre el riesgo de que esta solución auxiliar no dure a largo plazo.

"La Tierra es un planeta en constante evolución, incluso si bajo ciertos aspectos, los cambios que se producen nos parecen casi invisibles", explica la investigadora Lucia Pérez Díaz de la Universidad de Londinense Royal Holloway en la página web The Conversation. Además, añade: "De vez en cuando, se produce un evento extraordinario que lleva a los investigadores a preguntarse de nuevo sobre la separación del continente africano".

Cuando el planeta se regala à sí mismo un rifting

La litosfera terrestre está formada por la corteza terrestre y la parte superior del manto de nuestro planeta. Esta estructura se divide en varias placas tectónicas, algunas de ellas se encuentran en movimiento y otras no. En un principio, la fuerza de desplazamiento puede provocar la ruptura de varias placas y crear nuevas islas terrestres que se quedan a la deriva en la astenosfera.

"Cuando la litosfera se expone a una fuerza de expansión horizontal, esta se estira convirtiéndose en una capa más fina que terminará por fracturarse creando un valle Rift", continua la especialista. Este proceso va acompañado de una actividad volcánica y sísmica más marcada y si el proceso sigue adelante, puede llevar a la formación de una nueva cuenca oceánica.

La separación de África está en camino

Esto ya había sucedido hace aproximadamente 138 millones de años cuando África y América se separaron para dar lugar al nacimiento del océano Atlántico. Es lo mismo que se está produciendo actualmente con el valle del gran rift, un conjunto geológico extendiéndose casi 3.000 kilómetros entre el Próximo oriente y el África austral. Este valle rift corta en dos la parte este del cuerno africano, dando lugar a un lado, la placa de Nubia y al otro, la placa de Somalia.

Surgiendo hace 20 millones de años, en el Mioceno, este rifting (grieta en la litosfera) podría, en los próximos millones de años, llevar a una individualización y una oceanización de la placa de Somalia. En resumen, Africa podría dividirse en dos. Esta actividad geológica "se ha hecho visible cuando esta enorme falla ha aparecido al sur-oeste de Kenia", explica Pérez Díaz.

La debilitación de la litosfera del valle del gran rift se debe a un penacho a nivel de la astenosfera, la capa que se encuentra bajo la litosfera. Este bulto de magma ejerce une presión contra esta última y esta presión, combinada con el aumento de la temperatura, debilita la litosfera, la estira y la terminará por fracturar. No obstante, no hay ninguna razón para alarmarse : la ruptura no está prevista hasta dentro de varias decenas de millones de años. Así pues, disponéis de algo de ventaja para tomar las medidas necesarias.

Escrito por Javier de la Rosa

Sin conexión
Verifique su configuración