Narcolepsia: síntomas, causas, tratamiento y definición
Narcolepsia: síntomas, causas, tratamiento y definición

Narcolepsia: síntomas, causas, tratamiento y definición

Escrito por Macarena Simal
Última modificación

La narcolepsia es un trastorno crónico del sueño. Sus síntomas son problemas de sueño y somnolencia diurna repentina. ¿Cuáles son sus causas? Y, ¿cuál es su tratamiento?

Definición: ¿qué es la narcolepsia?

La narcolepsia, también llamada enfermedad de Gélineau, corresponde a un trastorno crónico del sueño. Una persona narcoléptica manifiesta un tiempo de sueño excesivo, una fuerte fatiga y puede dormirse de manera repentina e involuntariamente. Estas somnolencias diurnas pueden ocurrir en cualquier momento, en el trabajo, en el transporte público o en la calle.

La narcolepsia afecta aproximadamente a una persona de cada 2.800. Aunque no provoca ninguna complicación patológica, se muestra muy incapacitante en la vida cotidiana.

Síntomas de la narcolepsia

Los síntomas de la narcolepsia están todos, más o menos, relacionados con crisis del sueño. Muy a menudo, estas tienen lugar cuando la persona narcoléptica está inactiva o aburrida (en la cola, metro). Pero pueden producirse en cualquier momento, incluso en pleno esfuerzo físico o intelectual. El sueño puede durar entre varios minutos y varias horas si no se interrumpe.

En la mayoría de los casos, una persona narcoléptica también experimenta crisis de cataplejía. Se trata de una pérdida repentina del tono muscular, sin pérdida del conocimiento, provocada por una emoción fuerte (miedo, alegría, cólera).

Además, se observa una tendencia a despertarse varias veces por la noche, una parálisis del sueño de unos segundos antes de adormecerse o justo después de despertarse y en algunos casos, de alucinaciones.

La narcolepsia no provoca complicaciones pero existe un riesgo de accidentes. De hecho, una crisis puede ocurrir al conducir un coche o una máquina pesada.

Causas de la narcolepsia

Las causas de la narcolepsia todavía se desconocen. Se estima que sería debida a una fuerte bajada de la concentración de hipocretina (u orexina). Se trata de un neurotransmisor situado en el cerebro cuya función es la de estimular el estado del despertar. Por lo tanto, una carencia provoca la aparición del sueño paradoxal en cualquier momento del día.

La narcolepsia también podría estar relacionada a factores genéticos, a antecedentes familiares, a una exposición a sustancias tóxicas, a infecciones o a un traumatismo cerebral.

Tratamiento de la narcolepsia

La narcolepsia no se cura pero se pueden atenuar sus síntomas. Por lo tanto, el tratamiento busca limitar los inconvenientes en la vida diaria y evitar ponerse en peligro. Para reducir los adormecimientos repentinos durante el día, se puede prescribir el modafinilo, así como estimulantes del sistema nervioso como las anfetaminas. Si las ganas de dormir persisten durante el día, se aconseja dormir varias siestas planificadas de 20 minutos.

También se tienen que poner en marcha hábitos de sueño saludables. De esta manera, se recomienda acostarse todas las noches a la misma hora, tomar una ducha o un baño antes de meterse en la cama, así como evitar las pantallas de ordenador, la cafeína o el tabaco antes de dormir.


Sin conexión
Verifique su configuración