Pasó de ser anoréxica y pesar 31 kilos a campeona de culturismo

Pasó de ser anoréxica y pesar 31 kilos a campeona de culturismo

Emily Bran sufrió una severa anorexia con 11 años pero tras un segundo internamiento en un centro de rehabilitación decidió dar un giro de 180 grados a su vida por el bien de su salud. Aquí os dejamos el sorprendente cambio de look que sufrió Emily.

Emily es ahora un ejemplo a seguir para todas esas personas que sufren trastornos alimenticios. Emily no solo se encuentra mucho más sana sino que además ahora es mucho más fuerte que cualquiera de sus compañeros de clase que se metían con su ella. 

Quizás no sea el ejemplo a copiar 100% porque ella lo ha llevado al extremo del culturismo, pero si es un ejemplo para todos aquellos que sufren trastornos alimenticios y se niegan a ingerir calorías por el miedo a engordar. Emily es una prueba de que se pueden engerir muchas calorías al día y mantenerse delgado

La historia de Emily 

Con 11 años, Emily comenzó a preocuparse por las comidas que ingería. Influenciada por los comentarios de sus compañeros del colegio dejó de alimentarse correctamente. Había días en los que tan solo comía una manzana. Ella misma contó : "Me obsesioné con el ejercicio y empecé a saltarme las comidas. Iba a la escuela sin desayunar y luego no me comía mi almuerzo en el colegio. En casa,  a la hora de la cena, simplemente mareaba la comida de un lado al otro del plato". 

Este comportamiento frente a la comida y al deporte, la llevaron a padecer una severa anorexia que la dejaron postrada en una silla de ruedas. La abstinencia de las comidas le provocaron una pérdida de fuerza que le impedían ponerse de pie o caminar por sí misma. Con 14 años, Emily llegó a pesar a penas 30 kilos.   

Cuando la situación llegó a un límite peligroso para su salud, Emily fue enviada al hospital donde estuvo internada durante un año. Esta primera estancia no fue muy fructífera para la salud de Emily, ya que al salir había aumentado algo de peso pero a nivel mental seguía manteniendo su forma de ver la comida y, por ello, tuvo que volver a ser internada por segunda vez. 

En esta segunda estancia de 9 meses, alejada de su familia y amigos, le hizo replantearse realmente su situación. Al salir de este segundo internamiento, la joven se había recuperado física y mentalmente de la anorexia, decidió cambiar su rutina de comidas y se apuntó al gimnasio. 

En su sala de deporte conoció a Rob Reinaldo, un entrenador de culturismo, que le ayudó a superar su trastorno alimenticio. Rob le preparó unas rutinas de entrenamientos pero también le impuso una dieta que la joven tenía que seguir si quería seguir entrenado con él. 

Leer más
Un ejercicio extraño pero super eficaz para los abdominales

Emily empezó a seguir una dieta alta en proteínas y carbohidratos de 6 comidas diarias que le aportaba 3000 calorías necesarias para realizar su rutina de ejercicios de sentadillas con pesas, levantamiento de peso y los diferentes ejercicios que realizaba con las maquinas para muscular sus hombros y piernas.

En solo tres años su cuerpo ha experimentado un cambio increíble que le han permitido presentarse a siete competiciones de culturismo. Emily, que tiene 20 años actualmente, ha quedado entre los cuatro primeros puestos en cuatro ocasiones y ha ganado tres competiciones, que le han dado el pase para la final británica de culturismo que se tendrá lugar en octubre. 

S.Mora
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración