El entrenamiento de Paul Rudd para su nueva película de Ant-Man

El entrenamiento de Paul Rudd para su nueva película de Ant-Man

Para encarnar a Ant-Man por segunda vez en el cine, Paul Rudd se ha entrenado sin descanso. Por cierto, el actor estadounidense le ha dado preferencia a los circuitos para esculpirse.

Ya se transforme en hormiga o en gigante, Paul Rudd ha tenido que forjarse un cuerpo de hormigón para asumir el papel de Ant-Man en el cine. Para la primera película, el actor de 49 años exhibió unas abdominales bien marcadas. Este año tuvo que entrenarse mucho más para volver a ponerse el traje al lado de “La Avispa” .

Para hacer esto, Paul Rudd ha trabajado en circuito, sobre todo en la parte superior del cuerpo. Por lo tanto, realizó tres ejercicios por circuito, uno por cada grupo muscular. Si retomamos el ejemplo que se explica en Men’s Fitness, Paul Rudd encadena un ejercicio de pectorales, uno para los bíceps y otro para los abdominales.

Ejemplo de circuito:

- Press de banca (aproximadamente 12 repeticiones)

- Biceps sobre banca (aproximadamente 15 repeticiones)

- Abdominales en polea alta (aproximadamente 20 repeticiones)

Después el actor de Ant-Man coge aliento durante 45 segundos antes de volver a empezar el mismo circuito: pectorales/bíceps/abdominales. En total, Paul Rudd realiza cinco rondas de tres circuitos, asociadas a una sesión o dos de cardio al día. Las acrobacias en la película están aseguradas.

• Ana Blasco
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse