Cómo raparte la cabeza sin hacer ningún estropicio

Ya sea porque queramos dar un cambio radical de look o que el mantenimiento pelo nos esté dando más de un quebradero de cabeza, raparnos el pelo suele ser un paso difícil de dar. Sin embargo, con las técnicas correctas, hacerlo tú mismo en casa no es tan complicado. ¡Te lo prometemos!

Cómo raparte la cabeza sin hacer ningún estropicio
Leer más
Leer más

En estos tiempos de confinamiento, donde tienes que aprender a vivir sin tu peluquería favorita, y con tus mechones rebeldes, la idea de raparse la cabeza se le ha pasado por la mente a más de uno. El mediocampista del Olympique de Marsella, Morgan Sanson incluso ha lanzado el "desafío de la pelota" en Instagram, invitando a sus compañeros de equipo y familiares a unirse al "club calvo".

Una afeitadora, como el HATTEKER multiusos, el profesional Panasonic ER-1411 o el 'Todo en uno de Braun', y unos pocos movimientos de muñeca, es todo lo que necesitas para deshacerte se tu melena. ¡Nada podría ser más simple!

1 - Instálate correctamente

Recuerda cargar completamente tu afeitadora. No deberías para a mitad de corte. Hazte con una toalla grande o un delantal para estar bien equipado. Elige una habitación fácil de limpiar con espejo, y si puedes tener uno delante y otro detrás, será mucho más sencillo realizarte el corte de forma más precisa.

thumbnail
Cómo raparte la cabeza sin hacer ningún estropicio Pixabay

Para facilitar el "deslizamiento", es recomendable lavarse antes el pelo, para que el agua caliente abra los poros. Es recomendable también que, si tienes el pelo bastante largo, te lo cortes previamente para no atascar las cuchillas.

Después, debes elegir la longitud que deseas mantener ajustando el cabezal más conveniente de tu afeitadora. Si aún no estás seguro, coge uno para dejarte el pelo algo más largo. ¡Ya tendrás tiempo de cortar más a fondo después!

2 - Comienza gradualmente

Después de haber comprobado que el cabezal estaba bien sujeto, colócate la toalla sobre los hombros, ¡solo queda comenzar! Para empezar sin problemas, puedes atacar por la parte de delante. El cabello es más fino en esa zona.

Comienza desde la frente y sube hasta la coronilla, y repite este movimiento. Eso sí, ten cuidado y no presiones demasiado la afeitadora.

3 - No te dejes ninguna parte

Los lados requieren más cuidado, porque las zonas de las orejas son más sensibles. Realiza movimientos de abajo hacia arriba, desde el cuello hasta la parte superior del cráneo. No dudes en usar la otra mano para estirar las partes más difíciles de alcanzar o más arrugadas.

Para la parte de detrás de la cabeza, ya es algo más complicado y "nivel experto". Si alguien te puede ayudar, ahora es el momento de confiar en ellos. De lo contrario, aventúrate y comienza desde la parte inferior del cuello para subir suavemente a la parte superior del cráneo, dibujando en tu imaginación idealmente líneas paralelas.

4- Cuida hasta el más mínimo detalle

Una vez que todo haya pasado por debajo de las cuchillas, frótate la cabeza con las manos (siempre de manera suave) para eliminar los pelillos que se hayan podido quedar.

Después, pon la cabeza bajo el agua para eliminar a rebeldes y luego límpiate la cabeza con una toalla . Esto asegurará que el corte sea uniforme. Si no es el caso, date algún repaso, pero con cuidado, ¡el cuero cabelludo es muy sensible!

5 - Mantén el corte

Es aconsejable que siempre uses un champú y no un producto corporal. Si te gusta cómo te h quedado, lo mejor es que te repases tu corte una vez por semana, pues será mucho más simple hacerlo así que cuando te haya crecido más el pelo.

Eso sí, como tu cabeza ya no estará protegida por el pelo, tendrás que aplicarte una crema de protección solar o ponerte un sombrero/gorra cuando salgas a la calle.

Recuerda que también tienes que hidratarte bien la zona, con geles de aloe vera, bálsamo para después del afeitado o una simple crema de hidratante clásica.

Si aún te queda un milímetro de pelo y tu quieres un rapado total, siempre puedes optar por coger la cuchilla de afeitar manual, el gel que uses para la cara y darle un repaso.

Lo principal es que evites evitar cortarte, por lo que debes hacer movimientos delicados con la misma presión y siguiendo tus contornos. ¡Disfruta!

Primark saca una camiseta para niñas que ningún padre compraría Primark saca una camiseta para niñas que ningún padre compraría