Una pelea callejera le condiciona su carrera
Una pelea callejera le condiciona su carrera
Una pelea callejera le condiciona su carrera
Leer más

Una pelea callejera le condiciona su carrera

Un luchador de la UFC estuvo a punto de perder tres dedos de su mano al golpear a dos pandilleros para defender a un amigo. Las imágenes grabadas por una cámara de seguridad recogen el momento de la pelea.

La batalla callejera tuvo lugar delante de una peluquería de Queens, Nueva York, el diciembre del año pasado, pero ha sido ahora cuando Jared Gordon, luchador de la UFC ha decido sacar a las luz las imágenes a través de su cuenta de Twitter.

Todo comenzó Gordon se encontraba en plena calle con un grupo de amigos cuando en un determinado momento, dos hombres se acercan y comienzan a mirarlos de una manera muy desafiante, por lo que uno de ellos le respondió. Ante esta respuesta, uno de los pandilleros decidió lanzar un puñetazo y fue así como comenzó la brutal pelea.

En medio de la batalla campal, al luchador no le quedó más remedio que intervenir para defender a su amigo, realizando varios golpes y empujones con uno de los agresores, que parece ser que podrían ser miembros de una famosa pandilla de la zona, los G Stone Crips o GS9. Durante la disputa llegaron a romper el escaparate de la peluquería, algo que provocó graves y profundos cortes en tres dedos a Jared.

Después de la trifulca, a Gordon lo trasladaron a un hospital para que fuera atendido, una vez allí le dieron 21 puntos de sutura.

Las secuelas de aquella pelea las sigue padeciendo a día de hoy. Como dato hay que decir que dos meses después de dicha batalla campal, el luchador tuvo que medirse a Carlos Diego Ferreira en Texas, y posiblemente el mal estado de su mano fue la culpable de que perdiera dicho combate de la UFC.

Escrito por S.Mora
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración