Un luchador de MMA provoca una pelea callejera
Un luchador de MMA provoca una pelea callejera
Un luchador de MMA provoca una pelea callejera
Leer más

Un luchador de MMA provoca una pelea callejera

Con solo 19 años ha sido juzgado por dejar KO a otro individuo en una brutal pelea callejera. ¡Las imágenes son fuertes!

Un joven luchador de MMA ha sido señalado por su comportamiento indigno. Con solo 19 años, le han juzgado por dejar KO a otro individuo en una pelea callejera.

Caleb Maraku se haescapado por los pelos de estar 12 meses de prisión, pero tendrá que indemnizar a la víctima. A quién más ha sorprendido es a la prensa al no mostrar ningún signo de arrepentimiento por lo ocurrido.

Llegó incluso a tomarse ‘selfies’ con los periodistas a la salida del juicio. Luchadores profesionales de MMA han propuesto darle una buena lección. No estamos seguros de que eso vaya a arreglar el problema, pero quizás se merezca una buena paliza.

Parece que en Australia pasa algo raro, ya que no solo este joven luchador se ha visto en problemas por esta brutal pelea callejera, también hemos podido comprobar como un en teoría un partido tranquilo de baloncesto terminó por convertirse en toda una batalla campal.

La pelea que estalló en el Australia-Filipinas de baloncesto

Algunos se olvidaron que tenían que jugar un partido de baloncesto y se pensaron que estaban en medio de un combate de MMA.

Durante un partido clasificatorio para el Mundial de 2019 de baloncesto, jugadores de la selección australiana y filipina, perdieron los nervios.

Todo se desencadenó con una falta bastante dura, que luego dio pie a una monumental pelea que duró varios minutos. Este absoluto descontrol terminó por parar el partido y con un total de 13 expulsiones.

El encuentro transcurría como mucha naturalidad y se veía a una Australia muy dominadora en el juego y en el marcador, ya que iban ganando 48-79. A pesar del abultado marcador, los locales quería agradar a su afición y no daban por perdido ni un solo balón, de ahí la tensión que se fue acumulando entre los jugadores.

Al final todo explotó con una agresión de Daniel Kickert sobre Ray Pogoy, y de ahí nace la famosa tangana.

Sillas volando por los aires, patadas, puñetazos, un combate en toda regla. Un total de 2 minutos fue lo que duró el combate. Después, los árbitros visionaron las imágenes de todo lo que había acontecido y decidió expulsar a un total de 13 jugadores, 9 por el bando filipino y 4 por el australiano.

El partido se reanudó con solo 3 filipinos sobre la cancha, hasta que al final solo quedó uno por la acumulación de faltas de los otros dos. La selección de Filipina celebró el final del partido con un selfie sobre la cancha.

Por su parte, la Federación Australiana sacó inmediatamente un comunicado nada más terminar el encuentro: "la Federación de Baloncesto de Australia lamenta profundamente el incidente en el partido de esta noche entre los 'Boomers' y Filipinas. Estamos extremadamente decepcionados con lo que sucedió y nuestro papel en el incidente. Este no es el espíritu con el que se debe practicar el deporte y desde luego no es el espíritu con el que pretendemos jugar al baloncesto. Pedimos disculpas a nuestros aficionados”.

Escrito por Peris Martínez Irene
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración