Mioma uterino: síntomas, tratamiento, tamaño, causas
Mioma uterino: síntomas, tratamiento, tamaño, causas

Mioma uterino: síntomas, tratamiento, tamaño, causas

Los miomas uterinos (o fibromas uterinos) son tumores benignos situados en el útero. Muy frecuentes, pueden resultar muy incapacitantes. ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Y cuál es su tratamiento?

Definición: ¿qué es el mioma uterino?

Los miomas uterinos son tumores benignos (no cancerosos) que se desarrollan en el útero. Es una enfermedad frecuente que afecta entre el 20 y el 50% de las mujeres, un porcentaje mucho más alto en comparación al de la endometriosis. El tamaño, el número, así como el lugar de los fibromas son muy variables de una mujer a otra. De forma redondeada, también pueden ser tanto microscópicos como tener el tamaño de un melón.

Se distinguen tres tipos diferentes de miomas uterinos dependiendo de su ubicación. Los miomas intramurales (o interticiales) se forman en el espesor del músculo de la pared del útero. Este representa la mayoría de los casos (70%). Los miomas subserosos se desarrollan hacia el exterior del útero y pueden estar unidos a través de un pedúnculo (estructura alargada que une un órgano a un tumor). Los miomas submucosos son los que están presentes en la cavidad uterina y se forman debajo del endometrio.

Por lo general asintomáticos, los miomas uterinos pueden, sin embargo, ser incapacitantes y causar algunas complicaciones como los sangrados abundantes.

Síntomas del mioma uterino

Solo aproximadamente un tercio de los miomas uterinos causan síntomas. Los más frecuentes son las reglas más largas y más abundantes (menorragias), sangrados fuera de las reglas (metrorragias), dolores y pesadez en el bajo vientre y dolores durante las relaciones sexuales.

Los miomas también pueden ejercer presión en la vejiga, lo que provoca unas ganas frecuentes de orinar y pérdidas de orina; o en el intestino, lo que implica una hinchazón y estreñimiento.

En algunos casos, los miomas uterinos generan complicaciones, especialmente hemorragias o incluso una anemia. Además, aunque por lo general no tienen influencia sobre la fertilidad, pueden bloquear las trompas de Falopio e impedir el paso del esperma.

Causas del mioma uterino

Las causas de la aparición de los miomas uterinos todavía son desconocidas y estarían relacionadas con un conjunto de factores. El mioma parece tener como origen una célula que habría mutado y que se multiplicaría de manera incontrolada. Las investigaciones han demostrado una conexión, directa o indirecta, entre algunas hormonas femeninas (estrógenos) y el crecimiento celular. Del mismo modo, la predisposición familiar, así como la ausencia de hijos parecen desempeñar una función.

Tratamiento del mioma uterino

Dado que el mioma uterino es benigno, este no necesita tratamiento cuando es asintomático. En caso contrario, el tratamiento que se efectúa depende de la edad, de la persona afectada, de sus ganas de tener hijos, de la importancia de los síntomas, así como del tamaño y de la ubicación de los miomas.

La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte
Leer más
La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte

Se puede prescribir un tratamiento farmacológico con el fin de luchar contra los síntomas. Permite reducir los sangrados y recuperar el ciclo menstrual normal, pero no influye en el volumen de los miomas.

Solo una intervención quirúrgica puede permitir una solución definitiva. Existen varias operaciones posibles. La miomectomia consiste en retirar los miomas al tiempo que se conserva el útero. Un futuro embarazo sigue siendo todavía posible. Sin embargo, existen riesgos de recaídas (del 15 al 20% de los casos). La histerectomía corresponde a una extirpación del útero. Está reservada para los casos más serios y para las mujeres que ya no desean tener hijos.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración