Lupus (lupus eritematoso): ¿qué es?, síntomas, causas y tratamiento
Lupus (lupus eritematoso): ¿qué es?, síntomas, causas y tratamiento

Lupus (lupus eritematoso): ¿qué es?, síntomas, causas y tratamiento

El lupus eritematoso es una enfermedad inflamatoria que afecta a cerca de 5 Millones de personas en el mundo. Muchos han oido hablar de esta enfermedad pero pocos saben de lo que se trata en realidad. Conoce un poco más la enfermedad del lupus con múltiples síntomas.

Lupus: definición

El lupus, también llamado Lupus eritematoso diseminado (LED), es una enfermedad crónica auto inmune; es decir, que el sistema inmunitario ataca a las propias células del organismo. A dia de hoy, el lupus es una de las enfermedades auto inmunes más comunes y uno de sus primeros síntomas puede ser, entre otros, la pleuritis. El lupus puede afectar a cualquier parte del cuerpo, ya sea la piel, los riñones, el corazón, las articulaciones… De ahí su nombre  de lupus «diseminado» o «sistémico». 

La enfermedad del lupus aparece de manera imprevisible y dura de manera general toda la vida. Se ven afectadas especialmente las mujeres en edad de procrear (18 a 40), sin embargo, esta enfermedad puede afectar igualmente a las mujeres más jóvenes o más maduras, asi como a los hombres. La media se encuentra en 12 mujeres por cada hombre para las personas entre 15 y 40 años.

El lupus se caracteriza por la alternancia entre los periodos de brotes y periodos de remisión. Durante los brotes del lupus, los síntomas se agravan y los análisis de sangre revelan la existencia de anticuerpos anormales que atacan el organismo. Dos brotes se pueden separar en el tiempo por dos días o dos años, todo depende del individuo.

Lupus: síntomas

El lupus puede presentar varios niveles de gravedad. Generalmente, los síntomas aparecen una vez que la enfermedad ya se ha desarrollado y suelen ser bastante numerosos. Los síntomas más frecuentes del Lopus son:

 - Dolores articulares, hinchazón, rojeces crónicas de manera frecuente a nivel de los dedos y los pies.

- Erupciones cutáneas, especialmente a lo largo de la nariz y las mejillas.

- Brotes de fiebre.

- Pérdida de peso.

- Tos y problemas respiratorios.

- Sensibilidad especial a los rayos UVA.

- Pérdida de cabello.

- Dolor de cabeza.

- Problemas de visión.

- Dolor estomacal.

- Fatiga crónica e inexplicable.

- Dolores musculares.

- Pensamientos confusos, desorden.

- Labilidad emocional (emociones cambiantes o incontrolables o cambios de humor).

Los síntomas son numerosos y complican enormemente  el diagnóstico de la enfermedad. Desde la aparición de los síntomas sospechosos es importante consultar a un médico  que confimará o no el diagnóstico de la enfermedad del lupus. 

Si no se cura, el lupus puede generar complicaciones como una inflamación de algunas partes del cuerpo, tales como el riñón, el sistema nervioso central  y el corazón. De forma general, la mayoría de las complicaciones se manifiestan algunos años después del diagnóstico inicial.

Lupus: causas

Las causas del lupus no están todavía claras. Sin embargo, de manera general  se dice que la enfermedad del lupus es causada por alteraciones del sistema inmunitario. Inicialmente, el sistema inmunitario tiene por misión combatir el virus y las bacterias, considerados como organismos extraños. Pero en el caso del lupus, el sistema empieza a reconocer los componentes del cuerpo como extraños y comienza a atacar el tejido.

El origen de este desajuste es desconocido y son numerosos factores los que podrían entrar en juego y, según las investigaciones, se han puesto de manifiesto diversos aspectos genéticos. Entre otros factores, encontramos las infecciones  por ciertos virus, la exposición al sol ( rayos UVA), el estrés causado por la enfermedad, el embarazo y ciertos medicamentos.

El hecho de que el lupus como enfermedad afecte en mayor medida a los hombres que a las mujeres ha hecho pensar a diferentes investigadores que los estrógenos podrían entrar en juego en el desarrollo de la enfermedad.  Sin embargo, esta teoría todavía no ha podido ser desarrollada.

Contagio : ¿Es el lupus contagioso?

No, el lupus no es contagioso. Nunca ha habido ninguna prueba formal que demuestre que si alguna persona o algún pariente sufre la enfermedad del lupus, las posibilidades de contraer la enfermedad se incrementarían.

Lupus: diagnóstico 

El diagnóstico de  la enfermedad se hace por la búsqueda de un tipo concreto de anticuerpo en la sangre del paciente. Sin embargo, este test no es suficiente y se debe completar con un análisis de antecedentes médicos de la persona y un examen clínico para confirmar el lupus.

Lupus: tratamiento

El tratamiento médico del lupus ha progresado bastante en los últimos años gracias a diversos estudios médicos, pero estos no son curativos y se orientan de maneral general a luchar contra los síntomas. Los antiflamatorios y, en particular, los corticoides tales como la prednisona y la metilprednisolona se muestran eficaces para tratar los efectos de esta enfermedad cuando esta llega a diversos órganos.

La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte
Leer más
La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte

Por tanto, el lupus tiene tratamiento pero no cura. Si el lupus llega al riñón o al sistema nervioso, se prescriben inmunodepresivos para dismunir químicamente los efectos del sistema inmunitario. Todos estos medicamentos resultan eficaces para tratar la enfermedad del lupus pero algunos de ellos están compuestos de importantes efectos secundarios. Esta es la razón por la que es importante tener un seguimiento de manera regular por un especialista.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración