Linfoma de Hodgkin: síntomas, mortalidad, tratamiento, cura y esperanza de vida
Linfoma de Hodgkin: síntomas, mortalidad, tratamiento, cura y esperanza de vida

Linfoma de Hodgkin: síntomas, mortalidad, tratamiento, cura y esperanza de vida

El linfoma de hodgkin o enfermedad de Hodgkin es un cáncer que afecta al sistema linfático. Antaño mortal, su pronóstico ha mejorado mucho en los últimos años.

Linfoma de Hodgkin: definición

El linfoma de Hodgkin es una de las dos categorías de linfoma o cáncer del sistema linfático, junto con el linfoma no Hodgkin.

Se manifiesta por el aumento del volumen de los ganglios linfáticos como resultado del desarrollo de las células de Reed-Sternberg, las células tumorales características de la enfermedad. A continuación se propaga progresivamente a través de la red linfática y puede alcanzar al hígado, al bazo, a las amígdalas, a la médula ósea o incluso al timo.

Linfoma de Hodgkin: mortalidad, cura y esperanza de vida

El linfoma de Hodgkin está mucho menos extendido que el linfoma no Hodgkin. Afecta aproximadamente a 3 de cada 100.000 personas, muy a menudo a los adultos de entre 20 y 40 años.

La esperanza de vida del linfoma de Hodgkin ha mejorado considerablemente estos últimos años. Antiguamente era una enfermedad mortal pero, hoy en día, la enfermedad se puede curar por completo en el 60 y el 95% de los casos.

Linfoma de Hodgkin: síntomas y signos

Al igual que con cualquier linfoma, en el linfoma de Hodgkin, el primer signo o síntoma clínico es el aumento sensible del volumen de los ganglios. Es indoloro y está situado en la ingle, el cuello o en las axilas.

Muy a menudo también se observa fiebre, sudores nocturnos, gran fatiga, así como una pérdida del apetito combinada con un adelgazamiento.

Linfoma de Hodgkin: causas

Se desconocen las causas del linfoma de Hodgkin. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que el virus Epstein-Barr, que es el que causa la mononucleosis infecciosa, aumentaría los riesgos de contraer la patología.

Linfoma de Hodgkin: diagnóstico

El examen principal del diagnóstico de la enfermedad es la biopsia ganglionar. Se trata de una pequeña incisión para extraer una parte o la totalidad de un ganglio linfático. A continuación se realizan análisis sobre el tejido linfático para detectar las células cancerosas y confirmar la presencia de un linfoma.

Un análisis sanguíneo, una radiografía de tórax o un escáner del abdomen también pueden ayudar al médico en su diagnóstico.

Tratamiento del linfoma de Hodgkin

Durante la etapa precoz de la enfermedad de Hodgkin, el tratamiento se basa en la radioterapia. Esto consiste en buscar los ganglios afectados con rayos X de alta energía.

Si la enfermedad progresa a una etapa avanzada, se recurre a la quimioterapia para destruir las células de Reed-Sternberg. A menudo se combina con la radioterapia.

El tratamiento para hacer frente a la enfermedad de Hodgkin también puede incluir un autotrasplante de células madre. Estas células sanas se extraen de la médula ósea antes de la quimioterapia, antes de ser reintroducidas.

Tratamiento del linfoma de Hodgkin en niños

El tratamiento del linfoma de Hodgkin en niños es ligeramente diferente al tratamiento de los adultos.

Los niños aceptan mejor los procesos de quimioterapia a corto plazo que los adultos. Sin embargo, es más probable que ocurran algunos efectos secundarios en los niños. Además, debido a que algunos de estos efectos secundarios pueden ser a largo plazo, los niños que sobreviven al cáncer necesitan atención minuciosa por el resto de sus vidas.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración