Realidad o mito: ¿tener sexo puede ensanchar las caderas?

Se dice que las caderas de las mujeres se ensanchan después de su primera relación sexual. Pero, ¿existe realmente una correlación entre la actividad sexual y el tamaño de las caderas?

Realidad o mito: ¿tener sexo puede ensanchar las caderas?
Leer más
Leer más

Desde el principio de los tiempos, las mujeres han tenido las caderas más anchas que los hombres. La razón es sencilla: poder tener hijos. En otras palabras, el embarazo y el parto requieren caderas anchas para que el niño tenga espacio para crecer, pero también para que el parto sea seguro tanto para la madre como para el niño.

¿Por qué se ensanchan las caderas?

El tamaño de las caderas de una mujer está influenciado por una serie de factores, entre ellos

  • hormonales
  • genéticos
  • nutricionales

Como habrás adivinado, el número de encuentros sexuales no tiene absolutamente nada que ver. Una mujer joven tenderá a crecer en la pubertad. El cuerpo de la mujer púber comienza a segregar más estrógenos, las principales hormonas femeninas, durante el proceso de desarrollo sexual.

¿De dónde viene el mito entre la sexualidad y el tamaño de las caderas?

El estrógeno afecta a muchos tejidos del cuerpo femenino. Esta hormona distribuye la grasa en el cuerpo y, en la adolescencia, transporta más grasa a las caderas. En esta etapa, muchas mujeres jóvenes también comienzan a ser sexualmente activas. Por ello, las caderas anchas suelen asociarse a la actividad sexual, lo que ha dado lugar al mito.

Por otro lado, las caderas anchas también pueden estar causadas por factores genéticos. Por ello, es habitual ver que las mujeres de una misma familia tienen todas ellas caderas más prominentes. Además, la dieta, que puede conducir al aumento de peso o a la obesidad, también puede hacer que las mujeres tengan caderas más anchas.

Aunque no parece haber una correlación entre la actividad sexual y el tamaño de las caderas, es interesante señalar que un estudio publicado en The Archives of Sexual Behaviorconcluyó que las mujeres con caderas anchas tenían más parejas sexuales y encuentros casuales.

Caderas anchas y sexualidad: ¿qué dice la ciencia?

Los investigadores reunieron a 148 mujeres de entre 18 y 26 años en la Universidad de Leeds (Reino Unido). Tras medir la anchura de las caderas de cada participante, les hicieron rellenar un cuestionario en el que se preguntaba por su historial sexual, incluida la edad a la que perdieron la virginidad, el número de parejas sexuales y cualquier relación sexual emocionalmente significativa. También midieron su relación cintura-cadera, una medida crucial del atractivo femenino.

Lo creas o no, descubrieron que la anchura de las caderas estaba correlacionada con el número total de parejas sexuales, las relaciones de una noche y el número de parejas sexuales por año de actividad sexual. La asociación más fuerte fue que cuanto más anchas eran las caderas de una mujer, más frecuentes eran las relaciones de una noche: "Las mujeres que tenían sobre todo relaciones de una noche tenían caderas más anchas que aquellas cuya actividad sexual era sobre todo en las relaciones", señalan los autores del estudio en el artículo de la revista.

Pero, curiosamente, la relación cintura-cadera no parecía influir en absoluto en la historia sexual. Según los investigadores, esto puede deberse a que tener las caderas anchas facilita el parto, por lo que las mujeres con caderas anchas ven el sexo como una menor amenaza para su salud...