Estas son las tres posturas favoritas de las mujeres en la cama

Estas tres posiciones reveladas por Women's Health en un estudio de 2016 son clásicas pero efectivas, y nunca dejarán insatisfecha a tu pareja.

Estas son las tres posturas favoritas de las mujeres en la cama
Leer más
Leer más

¡Se acabaron las excusas! Después de leer esta investigación, no podrás dejar a tu pareja insatisfecha. Un estudio publicado por Women's Health en 2016 reveló las tres posiciones sexuales que hacen que las mujeres lleguen al orgasmo con mayor facilidad según... ¡las propias mujeres!

A casi 500 lectoras de la revista se les preguntó qué posturas son las que (casi) garantizan que lleguen al orgasmo. Parece que no hace falta memorizar el Kama Sutra ni ser creativo con la esperanza de provocar un orgasmo. Y por una buena razón, hay algunos movimientos en la parte superior de la lista que probablemente son familiares para todos.

3. El misionero, con un 23 %.

Recuerda que, si el misionero te parece aburrido, ¡no es el caso de todos! Más allá de la intimidad que permite (ojo a ojo, piel a piel) el movimiento pélvico estimula directamente el clítoris. La mayoría de las mujeres necesitan esta fricción para alcanzar el orgasmo, según una investigación del Instituto Kinsey de Investigación en Sexo, Género y Reproducción citada por Men's Health.

La posición también es ideal para controlar el ritmo, la profundidad y el ángulo de la penetración.

2. El estilo perrito, al 25 %

Esta es la favorita de las mujeres de todo el mundo: el estilo perrito. Y podemos entender por qué. Facilita la penetración profunda y, por tanto, permite alcanzar el punto G más rápidamente que con otras posiciones. Además, gracias a esta penetración por detrás, la punta del pene roza el cuello del útero, que está cubierto de terminaciones nerviosas.

1. La vaquera, al 35 %

También conocida como "la mujer encima", la vaquera permite una gran variedad de sensaciones. En esta posición, la mujer tiene el poder y puede controlar la profundidad de la penetración.

Así, puede variar el ritmo, alternando empujes superficiales y profundos. Estos cambios de ritmo estimulan el tercio anterior de la vagina, una de sus zonas más sensibles. Pero al hombre que está debajo tampoco le faltan ventajas placenteras. Y una de ellas es importante: la vista.

Posturas menos populares

Por el contrario, algunas tienen menos éxito, como la vaquera invertida (la mujer sigue encima, pero da la espalda a su pareja) o la cucharita, preferidas solo por el 5 % de las encuestadas. El coito anal se sitúa en la parte baja de la clasificación, con solo un 4 % de los votos.

¿Y qué pasa con las posiciones preferidas por los hombres? Para una encuesta de SKYN Condoms, se interrogó a más de 3000 hombres y mujeres sexualmente activos de entre 18 y 34 años en 2016. Y parece que los millennials, tanto mujeres como hombres, están bastante de acuerdo con estas elecciones, eligiendo las mismas tres posiciones, a saber, ¡misionero, estilo perrito y vaquera! Eso sí, situaron el estilo perrito en el primer puesto de la lista.