Juanetes: corrector de juanetes, operación, tratamiento y remedios
Juanetes: corrector de juanetes, operación, tratamiento y remedios

Juanetes: corrector de juanetes, operación, tratamiento y remedios

Los juenetes corresponden a una deformación de la parte delantera del pie. A menudo indoloros, los juanetes pueden ser muy incapacitantes y pueden necesitar una operación quirúrgica.

Definición: ¿qué son los juanetes?

El hallux valgus es una deformación del pie, conocido como «juanete» en el lenguaje común. Se trata de una desviación de la base del dedo gordo del pie (hallux en latín) hacia el exterior (valgus). Esto se manifiesta por una protuberancia en el interior del pie, en el primer metatarsiano.

Dependiendo del ángulo de desviación del dedo gordo del pie, se distinguen diferentes fases de juanetes. Si la desviación es inferior a 20º, se habla de juaneteligero. Entre 20º y 40º, el juanete es moderado, mientras que es severo cuando va supera los 40º. Esto puede provocar una pérdida de la funcionalidad del dedo gordo.

Los juanetes aparecen muy a menudo entre los 40 y los 50 años y afecta a una gran mayoría de las mujeres (90%). Esta es la enfermedad más común de la parte delantera del pie.

Síntomas de los juanetes

Aunque a menudo es indoloro, el juanete puede, sin embargo, ser muy incapacitante. La deformación del dedo gordo del pie frota el interior del zapato, lo que provoca como síntomas principales de los juanetes, rojeces, una infección de la zona de fricción y una inflamación del revestimiento de la articulación (bursitis). La desviación también provoca una deformación de los otros dedos del pie que se acurrucan (dedos en garra) y están acompañados de callos y durezas.

Puesto que la posición del pie es incorrecta al caminar, se puede desarrollar una artrosis. En los casos más graves, pueden aparecer complicaciones cutáneas.

Causas de los juanetes

Los juanetes tienen su causa en un factor genético. Una persona tiene más riesgos de estar expuesta si uno de sus parientes cercanos ya lo ha tenido con anterioridad. Heredar un pie egipcio (el dedo gordo del pie es más grande que los demás) aumentaría los riesgos.

Las mujeres se ven mucho más afectadas que los hombres, sobre todo después de la menopausia. De hecho, esto implica una laxitud de las articulaciones del pie que favorece su ampliación. El hecho de llevar zapatos con tacones altos y puntiagudos también sería una causa. Algunas enfermedades podrían desempeñar una función en el desarrollo de la enfermedad. 

Tratamiento y operación de los juanetes

El tratamiento de los juanetes pasa, en primer lugar, por llevar una ortesis o plantillas ortopédicas que permiten mantener el dedo gordo del pie lo más recto posible. Los zapatos terapéuticos adaptados pueden ser beneficiosos. Se pueden prescribir medicamentos (antiinflamatorios o analgésicos) para limitar los dolores.

En caso de juanete severo, la operación de los juanetes es la solución que se debe tomar.  Sin embargo, sólo se propone si el dolor es insoportable y el pie está muy deformado. Practicada con anestesia local, la técnica operatoria más utilizada consiste en una osteotomía del primer metatarsiano y después una reorientación de los fragmentos óseos. Esto permite corregir la deformación.

En algunos casos, las consecuencias postoperatorias pueden experimentar complicaciones, como una infección, un edema, una rigidez, o simplemente una recaída. De media, la convalecencia dura entre tres y cuatro meses. Durante el primer mes, es imperativo llevar zapatos ortopédicos especiales y limitar los desplazamientos.

La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte
Leer más
La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte

Remedios naturales: correctores de juanetes y plantillas

Existen remedios naturales para hacer frente a los juanetes, si pasar por el quirófano no es una opción para tí. Entre ellas, encontramos:

- No usar zapatos ajustados ni de tacón

- Usar correctores o férulas

- Plantillas especiales, para  proteger el pie del impacto

También existe la posibilidad de realizar un tratamiento de rehabilitación especial previamente pautado por un médico

Exsiten igualmente unos remedios caseros para aliviar el dolor de los juanetes como, por ejemplo, aplicar aceite de lavanda sobre la zona a tratar todas las noches antes de dormir, realizar baños con sal y agua tibia o aplicar compresas de agua caliente sobre los juanetes. 

Escrito por Macarena Simal
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración