Una anciana de 105 años sobrevive al covid-19 gracias a ritual

Una mujer de 105 años sobrevivió a la infección de Covid-19. Según ella enfrentó al virus con facilidad gracias a que siguió un extraño ritual.

Una anciana de 105 años sobrevive al covid-19 gracias a ritual
Leer más
Leer más

La gripe española, dos guerras mundiales, la muerte de tres maridos y un hijo son solo algunas cosas que Lucía DeClerck ha tenido que vivir durante su larga vida.

Pero cuando contrajo Covid-19 en su 105 cumpleaños, incluso ella se sintió incómoda. Mientras que algunos apuestan por la vitamina D, Lucía confía en rituales especiales, que ahora comparte con el público.

Pasas empapadas en ginebra para una larga vida

Si se le pregunta a la nativa hawaiana por el secreto de su larga y saludable vida, su respuesta no se hace esperar: siempre ha comido nueve pasas doradas empapadas en ginebra cada mañana después de levantarse.

Además, ha adoptado algunos otros rituales inusuales, que incluso para sus hijos son costumbres extrañas. Por ejemplo, bebe jugo de aloe directamente de la botella y se cepilla los dientes con bicarbonato de sodio.

El día que cumplió 105 años, Lucía se enteró de que ha contraído Covid-19, en la residencia de ancianos de Nueva Jersey donde ella vive. Un día antes, había recibió la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19, un acontecimiento que probablemente le salvaría la vida más adelante.

Lo peor para ella fueron los días de aislamiento. Afortunadamente, no desarrolló ningún síntoma más grave en el proceso y puedo volver a su propia cama y con sus compañeros de habitación, después de dos semanas de cuarentena

El Gobernador felicitó a Lucía por sobrevivir a la infección

Gracias a su gran historia, Lucía es ahora conocida más allá de su residenciacomo "la anciana de 105 años que venció a Covid". Incluso el gobernador de su estado la sorprendió con una llamada telefónica para felicitarla por haber sobrevivido a la infección.

Sus hijos nunca dudaron de que su religiosa madre, se dejaría abatir por la enfermedad. En declaraciones al New York Times, su hijo Phillip cuenta a Laws:

“Tiene una tenacidad increíble. Y ella tiene este rosario - todo el tiempo”.

Lucía expresó que, antes de su infección, rezaba a diario por su salud y la de sus compañeros de piso. Ahora que la familia puede reunirse, los DeClercks celebrarán la recuperación de la "abuela Lucía" digna de una corona: con una copa de champán y -por supuesto- nueve pasas empapadas de ginebra.