Debido a una malformación extraña, este pequeño nació con parte del cerebro en la nariz

Debido a una malformación extraña, este pequeño nació con parte del cerebro en la nariz

Este pequeño británico, de 21 meses, nació con una malformación extraña, llamada "encefalocele", que se manifiesta con una exteriorización del cerebro.En el caso de Ollie Trezise, el órgano se empezó a desarrollar en su nariz. Una característica que ha obligado a los cirujanos a intervenir.

Hay muchísimas enfermedades graves y raras que no son conocidas por la gran mayoría de las personas. Hay algunos problemas que afectan a tan bajo porcentaje de gente que no terminan teniendo la visibilidad suficiente para que se hable de ellas y así por conseguir quizás una mayor estudio del caso y algún remedio. Algunas de estas enfermedades raras pueden ser la denominada “enfermedad del hombre árbol”o la del encefalocele, un problema congénito raro que hace que el cerebro crezca y se desarrolle fuera del cráneo. Ese es el caso del pequeño Ollie Trezise, que además es uno de los casos más llamativos. Este bebé galés ha nacido con el cerebro en la nariz. En el blog de Naij podemos leer todos los contratiempos por los que ha tenido que pasar la familia del niño durante sus primeros meses de vida. Dicha enfermedad se la detectaron al pequeño antes de nacer. Desde que estaba en el vientre de su madre, con solo 20 semanas de gestación, se pudo conocer que el cerebro del pequeño creció a través de un agujero de su cráneo, formando así un gran bulto en su nariz. Por desgracia no es algo que afecte únicamente a lo estético, ya que el pequeño se ha visto sometido a muchas operaciones para cerrar dicha grieta y solucionar sus problemas a la hora de respirar. Además de tener que volver a pasar por quirófanos todavía muchas otras veces más durante toda su vida, hasta que se pueda tener un diagnóstico definitiva para encontrar una solución. Lo que nunca ha perdido el pequeñín son las ganas de vivir, y siempre regala su mejor sonrisa. Lo más duro para Amy Poole, la joven madre del bebé, de esta enfermedad que afecta a su hijo no son las innumerables ocasiones que ha tenido que ir al hospital, ni todas las operaciones que ha tenido que sufrir el pequeño. Para ella, lo más difícil que resulta de superar y soportar son los crueles comentarios que algunas personas le dedican en determinados momentos en la calle a su hijo. Alguien se atrevió a decir en una ocasión que “ese niño nunca debería haber nacido”. No hay que aclarar que el amor que Amy siente por su hijo es mucho más fuerte que cualquier insulto o desprecio. “Para mí es perfecto, es mi Pinocho de la vida real. No podría estar más orgullosa de él, es un niño valiente y feliz”, afirma Amy Poole. “Lo que no quiero es que otros chicos sufran los comentarios que Ollie ha tenido que escuchar; y creo que la educación es la mejor forma de combatir este problema”. La madre de este muchacho es sin lugar a dudas todo un ejemplo de lucha, ya que es capaz de hacer cualquier cosa por su hijo, además de concienciar al resto de las personas que se debe respetar, pero sobre todo ayudar en casos como este. 

Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración