La historia del secuestro de Mauro Romano: de desaparecido a jeque árabe

Hace 44 años, Mauro Romano desapareció. La investigación policial acabó por dar a Mauro por muerto, y el caso se cerró. Pero las declaraciones de un exmafioso desmienten la versión de la policía: Mauro está vivo y es uno de los jeques árabes más ricos del mundo.

La historia del secuestro de Mauro Romano: de desaparecido a jeque árabe
Leer más
Leer más

Esta historia empezó en 1977, con la agonía de unos padres que reciben el aviso de unos abuelos desesperados. Mauro Romano, bajo el cuidado de sus abuelos, desapareció hace 44 años.

El culpable del secuestro fue conocido en todo momento: el barbero del pueblo. Su nombre era Vittorio Romanelli, y la policía el siguió la pista durante mucho tiempo en un intento de recuperar al niño.

El barbero secuestró al pequeño con una moto, pasó aquella noche en su casa, jugando con su propio hijo, para después entregarlo a unos desconocidos y desaparecer.

La policía intentó seguir el rastro de Mauro, pero una vez en el extranjero la tarea fue imposible. Años más tarde, la policía aseguró haber encontrado lo que parecían ser los restos del niño, y señalaron a los padres, Bianca Colaianni y Natale Romano como posibles sospechosos.

Pero, en 2015, todo cambió.

Un giro inesperado

El caso de Mauro había sido archivado, y la familia intentaba sobrevivir al dolor. Pero una noche, un extraño robo se produjo en la casa de Bianca Colainni. Un ladrón entró y se llevó, únicamente, el último expediente del secuestro de Mauro Romano.

Cinco años más tarde, en 2020, el caso vuelve a abrirse finalmente. Es el año en el que Angelo Salvatore Vacca ingresa en prisión. Es un exmafioso, y afirma saber dónde está Mauro.

He leído y escuchado tus numerosos llamamientos y creo que tienes el sacrosanto derecho a saber. Lo que me duele de todo esto es que mucha gente en el pueblo lo sabe pero no dicen nada, porque en el pasado lo he escuchado varias veces y todos apuntaban a la misma persona. Pero creo que ahora es el momento de decir lo suficiente y dar la vuelta a toda esta historia. Se lo debo a mi conciencia y se lo debo a Dios, puedo y estoy dispuesto a dar mi contribución

Escribe Vacca en una carta que envía a Bianca, la madre de Mauro. Luego lanza la noticia. Mauro fue secuestrado y trasladado a los Emiratos Árabes, donde un jeque se convirtió en su padre. Han pasado los años, y ahora Mauro es un jeque árabe millonario.

Por ahora todo apunta a que la versión de Vacca es cierta, y es que Mauro tenía dos cicatrices: una quemadura en la palma de la mano, y un corte en la ceja. El jeque que, según apuntan las declaraciones del delincuente, sería Mauro también tiene estas cicatrices.

Sin embargo el nombre de este misterioso jeque continúa siendo una incógnita. Por ahora, el abogado de Bianca se ha propuesto viajar a los Emiratos Árabes y solicitar una prueba de ADN a quien podría ser Mauro, puesto que hasta ahora se ha negado a hacerlo.