La aplaudida acción de este hombre en un restaurante tras la pandemia da la vuelta al mundo
La aplaudida acción de este hombre en un restaurante tras la pandemia da la vuelta al mundo
La aplaudida acción de este hombre en un restaurante tras la pandemia da la vuelta al mundo
Leer más

La aplaudida acción de este hombre en un restaurante tras la pandemia da la vuelta al mundo

La crisis sanitaria del coronavirus no solo ha afectado a la salud de las personas, sino también a su bolsillo y situación económica. Ahora el gesto solidario de un hombre ha dado la vuelta al mundo entre las cuatro paredes de un restaurante.

Mientras que los sistemas de salud de todos los países buscan ponerle una solución al coronavirus y evitar que sus pacientes lleguen a sus más graves consecuencias, la economía mundial se está resistiendo.

Los bares, restaurantes y locales de ocio son, sin ninguna duda, uno de los sectores más castigados por esta pandemia. Eso sí, ahora que algunos están comenzando a abrir sus puertas con medidas de seguridad, nos hemos enterado la acción de un hombre que todos han aplaudido.

Así, el pasado viernes un hombre acudió al restaurante 'Frog & The Bull', en Austin, la capital de Texas, Estados Unidos. Sus propietarios habían echado el cierre hace varias semanas y ahora lo habrían con mucha incertidumbre porque no sabían si su negocio iba a volver a ser rentable.

Así, este hombre, que acudió a comer con su familia al local, quiso ayudar a los propietarios de este restaurante y, ¿sabes lo que hizo? Les dio liquidez en su propina.

¡Les dejó nada menos que 1.200 euros de propina tras su cena! Al parecer, y según informan desde Ok Diario, el hombre vio que la cuenta ascendía a 337 dólares y le preguntó al camarero si podría cobrarle el doble.

Pero ahí no quedó la cosa, debido a que después de pagar esos 674 dólares, el hombre dejó otros 1.300 dólares de propia (1.200 euros), por lo que pagó por la cena un total de 2.029 dólares.

El hombre, según informan desde el medio, explicó que estaba muy agradecido de que hubieran abierto el restaurante y el personal se estuviera poniendo en riesgo por servir a la gente. "Ni siquiera sabía qué decir. Fue extremadamente generoso y no olvidaré nunca ese gesto", señaló el propietario del restaurante.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración