Al hacer el pedido de su smartphone, recibe un iPhone muy sorprendente

En Tailandia, un hombre que quería comprar el iPhone 7 recibió una mesa con la forma del smartphone que vende Apple.

Al hacer el pedido de su smartphone, recibe un iPhone muy sorprendente
Leer más
Leer más

Hacer un pedido por Internet a veces puede deparar algunas sorpresas divertidas. A principios de este mes, una mujer china que había gastado casi 1.300 euros para comprar el último iPhone, el 12 Pro Max, recibió una caja de jugo de manzana.

Pero no todas las historias inusuales esconden una estafa. En Tailandia, un hombre que pidió un iPhone 7 se sorprendió al recibir una mesa con la forma del smartphone de Apple. Como informa el diario malasio The Sun Daily, el hombre simplemente no había leído la descripción del producto con suficiente atención.

El adolescente hizo su pedido en el sitio de comercio electrónico asiático Lazada (propiedad del grupo Alibaba). Sin duda, queriendo aprovechar el precio bastante bajo del aparato, hizo el pedido rápidamente, convencido de que estaba haciendo un buen negocio. Sin embargo, los costes de envío, bastante elevados, habrían llamado su atención. Hasta cuando recibió el paquete, se dio cuenta de que había un problema.

De hecho, la caja donde debía estar su iPhone era casi tan grande como él. En su interior había una mesa con la apariencia del Smartphone, que se vende en línea. Su propietario posó con su nueva mesa en las redes sociales, provocando muchas reacciones por su parecido con el móvil.

Antes de comprar en línea, es necesario tomar algunas precauciones contra las estafas. Como los productos de gama baja revendidos mucho más caros, o sitios efímeros que no le entregarán los productos. Es así, como en 2019, el sitio para denunciar estas ofertas mal intencionadas en Francia recibió más de 90.000 solicitudes de asistencia.Más de una cuarta parte de las solicitudes estaban relacionadas con el comercio electrónico.

iPhone: ¿cuántos smartphones hacen falta para detener una bala de metralleta? iPhone: ¿cuántos smartphones hacen falta para detener una bala de metralleta?