Infarto de miocardio: causas, síntomas y tratamiento

Infarto de miocardio: causas, síntomas y tratamiento

El infarto de miocardio, o infarto agudo de miocardio, es una patología que se caracteriza por la muerte o necrosis de las células del músculo cardíaco debido a una falta de oxígeno (isquemia). El infarto de miocardio representa el 40% de las muertes a nivel mundial.

Infarto de miocardio: definición

El miocardio es el tejido muscular del corazón encargado de efectuar las contracciones cardiacas para bombear la sangre al sistema circulatorio. Cuando se produce un infarto de miocardio (también llamado ataque cardíaco) parte de este tejido se destruye debido a una obstrucción de las arterias coronarias, lo que produce la muerte de una porción del músculo cardíaco.

El infarto de miocardio representa una situación de urgencia, ya que el corazón deja de desempeñar su función y puede ocasionar la muerte.

Infarto de miocardio: causas

La causa principal del infarto de miocardio es la obstrucción de las arterias coronarias y puede estar originada por diferentes causas.

El colesterol puede ser una de las causas. El exceso de colesterol en la sangre hace que se depositen placas de grasa en los vasos sanguíneos (aterosclerosis), lo que hace que el flujo de sangre se reduzca. Esto daría lugar a una enfermedad coronaria o angina de pecho debido a que las arterias coronarias no se pueden abastecer del oxígeno necesario.

Cuando una de estas placas de colesterol se suelta, se desplaza y se inmoviliza en una arteria coronaria. Un coágulo de sangre se forma alrededor de esta placa, lo que puede reducir o interrumpir de manera repentina el flujo sanguíneo.

Si este fenómeno se prolonga, se produce una hipóxia (disminución del suministro de oxígeno), lo que provoca una lesión del miocardio y finalmente necrosis; es decir, el infarto de miocardio.

Infarto de miocardio: síntomas 

El infarto de miocardio es de urgencia vital. El plazo entre el momento en el que el médico establece el diagnóstico por medio de un electrocardiograma y el momento en el que las arterias se desobstruyen es de 90 minutos. Ahora bien, cuanto antes se atienda un infarto de miocardio, más limitado será su alcance

Los síntomas del infarto de miocardio se manifiestan por medio de una fuerte presión en medio del tórax, detrás del esternón y puede propagarse hasta la garganta, la mandíbula, los hombros y el brazo izquierdo. Sin embargo, también puede ocurrir sin dolor, lo que ocurre a menudo en las mujeres, las personas mayores y los diabéticos.

Otros signos del infarto de miocardio también pueden ser:

- Malestar

- Dificultad para respirar

- Fatiga intensa y repentina

- Palpitaciones

- Náuseas o vómitos

- Palidez

Tratamiento: ¿qué hacer en caso de infarto?

Normalmente el paciente con infarto de miocardio recibe nitroglicera sublingual (debajo de la lengua) para disminuir la presión arterial, dilatar los vasos sanguíneos y aumentar el flujo sanguíneo.

Para aliviar el dolor y reducir la ansiedad también es posible administrar morfina pero dependerá del estado del paciente y de su historial clínico. La morfina se puede combinar con la atropina en aquellos casos donde aparece una frecuencia cardíaca muy lenta (bradicardia), lo cual ayudará a reducir los vómitos y náuseas.

Leer más
Cómo calcular tu peso ideal siguiendo algunos consejos

En caso de complicación del infarto de miocardio, puede aparecer un paro cardíaco que es importante tratar cuanto antes, ya que afecta a la respiración y ocasiona pérdida de conciencia.

Para ello, es importante la rapidez con la que se trate al paciente ya que será imprescindible realizar un masaje cardíaco o usar un desfibrilador

 

Macarena Simal
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración