No todos somos heteros o gays... ¡hay muchas más opciones!No todos somos heteros o gays... ¡hay muchas más opciones!
No todos somos heteros o gays... ¡hay muchas más opciones!
Leer más

No todos somos heteros o gays... ¡hay muchas más opciones!

En pleno siglo XXI ya hemos dejado de lado por fin la idea de que la única atracción que existe es entre un hombre y una mujer. Ahora estamos familiarizados con términos como transexual, heterosexual, homosexual o bisexual, pero existen una gran variedad de tendencias sexuales que necesitas conocer. ¡Te las contamos todas!

Aunque la realidad LGTB sea ya un hecho aceptado y respetado en gran parte del planeta, lo cierto es que aún resquicios y pensamientos antiguos que nada tienen que ver con el respeto y la tolerancia.

Los mitos sobre la apariencia y la forma de vida de las personas de una orientación sexual diferente a la heterosexual van cada vez más quedando en el olvido. Negar la variedad es algo propio de siglos pasados y demuestra un conocimiento escaso del mundo que nos rodea.

Si bien estamos ya familiarizados con los términos transexual, heterosexual, homosexual o bisexual, ahora te contamos que hay muchas más tendencias sexuales que pasan más desapercibidas o de las que no se habla tanto.

Te contamos cuáles son, de qué trata cada una y, por supuesto, te invitamos a que abras tu mente para hacer de este mundo un lugar mejor para todos. ¡La base está en la educación, la comprensión y las ganas de aprender a ver el mundo de una manera muy diferente a cómo nos lo han contado hasta el día de hoy!

Empecemos por la asexualidad, que podría considerar como la falta de atracción o deseo sexual por los otros. Eso sí, nada tiene que ver con la abstinencia sexual, es únicamente que estas personas no tienen por defecto esa atracción por otras personas.

Algo similar, pero no exactamente igual, serían las personas graysexual o gris-asexual, que son aquellos que se encuentran entre la sexualidad y la asexualidad.

"Los que se identifiquen con esta tendencia sexual pueden sentirse heterosexuales, gays o cualquier otra identidad sexual dentro o fuera del binario de hombres y mujeres", señalan desde Muy Interesante.

Y por otro lado están las demisexuales, que son personas que no suelen sentir atracción sexual hacia otra personas a no ser que ya haya formado un fuerte vínculo emocional. Eso sí, este vínculo puede ser romántico o no.

Los agénero son aquellas personas que no identifican con ningún género y su identidad, según este mismo medio, sería destacada como nula.

A continuación podemos hablar de los arrománticos, que son aquellas personas que no experimentan atracción romántica hacia otras personas. Es decir, no es que no tengan conexión emocional o personal con otros, sino que no presentan una necesidad instintiva de desarrollar relaciones de naturaleza romántica.

¿Y los transgénero? Son aquellas personas cuyo género no coincide con el que biológicamente les fue asignado al nacer. Por ello, se podría decir que las personas agénero, biogénero, pangénero, andróginos, transexuales o travestí, entran dentro de esta categoría.

Las personas lithsexuales son aquellas que experimentan atracción hacia otras personas pero no tienen la necesidad ni de ser correspondidas ni buscan que este deseo sea recíproco.

Los sapiosexuales por su parte se caracterizan por sentirse atraídos por la inteligencia de la otra personas y poseen hacia ella un vínculo plenamente intelectual. Así, los skoliosexuales son aquellas personas con una tendencia sexual a los que les atraen los transgénero o los intergénero. Es decir, a este colectivo le atraen personas que no son cisgénero (en los que la identidad de género y el género que se les ha asignado al nacer, no coinciden).

¿Y sabes lo que es ser pansexual? Aunque es uno de los conceptos de esta lista que igual sí que hemos oído algo más, lo cierto es que no es algo que tuviéramos tampoco muy claro. Las personas pansexuales son aquellas que sienten que son capaces de enamorarse (sexual, emocional o espiritualmente) de todos los géneros.

Pero ahí no queda todo, porque todavía quedan una serie de tendencias que igual desconocías. Así por ejemplo, los polisexuales son parecidos a los pansexuales, pero a diferencia de los anteriores, a este colectivo no le atraen todos los géneros al mismo nivel.

Las personas autosexuales son aquellas que buscan la atracción hacia uno mismo, como forma de alimentar su amor propio. Estas personas también pueden formar parte del colectivo asexual.

En la lista encontraríamos también a los pornosexuales, que son aquellos que solo encuentran la satisfacción sexual viendo pornografía, por encima incluso de las relaciones sexuales reales.

Por su parte, los antrosexuales son aquellas personas que, aunque desconocen su orientación sexual, pueden desarrollar vínculos amorosos con cualquier persona, sea cual sea su género o identidad.

Y ya por último, tenemos que señalar aquellas tendencias más conocidas por todos: los bisexuales (las personas que experimentan atracción física o sentimental hacia individuos de los géneros binarios, masculino y femenino) y los heterosexuales (las personas que sienten atracción hacia personas del sexo opuesto y que constituyen la mayoría sexual promedio).

En este grupo, en cuanto a orientaciones sexuales conocidas, también entrarían los homosexuales, personas a las que les atrae sexual o emocionalmente personas del mismo sexo, ya sean mujeres, (lesbianas) u hombres (gays).

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración