Los hombres que avanzan sin prejuicios en las "profesiones de mujeres"
Los hombres que avanzan sin prejuicios en las "profesiones de mujeres"
Leer más

Los hombres que avanzan sin prejuicios en las "profesiones de mujeres"

Aunque a día de hoy sigan existiendo profesiones más propias de un género que de otro, lo cierto es que cada vez son más los que se lanzan a romper esa realidad sexista y cambiar las normas. Es el caso de hombres que eligen oficios tradicionalmente "femeninos".

La educación y la sociedad nos ha mostrado erróneamente y desde siempre que los hombres pueden hacer unas actividades y las mujeres otras. Nos los han repetido hasta la saciedad.

Y lo cierto es que mientras a los hombres se les ha dicho que tienen que triunfar en el mundo de la ciencia, la tecnología o las profesiones donde se necesite la fuerza "bruta", las profesiones "para mujeres" han estad siempre más enfocadas a las cuidados, la creatividad y los sentimientos.

Sin embargo, a día de hoy hay personas que han roto de manera directa con los estereotipos. Ahora podemos ver cada vez más mujeres policías, ingenieras, bomberas, etc.

¡Y en el caso de los hombres parecido! Hay muchos de ellos que han elegido la profesión de costurero, enfermero, matrón o maestro de educación infantil y están más que orgullosos de ostentar su cargo.

El medio ABC publicaba hace tan solo unos días las declaraciones de hombres que trabajan en esas profesiones "de mujeres" con un clima claramente feminizado. Y la verdad es que esta realidad, afortunadamente, está en aumento.

"Notas cómo les extraña. A veces, me han mirado de arriba abajo y me han preguntado si de verdad hago esto", señala por ejemplo Daniel Torres para el medio, un hombre de 53 años que lleva más de 20 años trabajando como técnico en cuidados de enfermería.

Aunque estos hombres siguen teniendo algunas dificultades para llevar a cabo su labor (en el caso de Daniel por ejemplo hay mujeres que prefieren ser atendidas por otras mujeres) lo cierto es que a día de hoy hay muchos que son matronos también y que ayudan a traer a niños a este mundo.

También podemos ver el caso de Toni Roviró, un hombre de 25 años que tras ser maestro de niños (algo también de tradición muy femenina) descubrió su gran pasión por la costura. Lo que comenzó de forma autodidacta ahora gusta a muchos y demandan sus arreglos.

¡Derribemos las fronteras entre los géneros!

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración