Hipertiroidismo: síntomas, causas, embarazo, tratamiento y diagnóstico
Hipertiroidismo: síntomas, causas, embarazo, tratamiento y diagnóstico

Hipertiroidismo: síntomas, causas, embarazo, tratamiento y diagnóstico

El hipertiroidismo es una enfermedad de la glándula tiroides que se caracteriza por una producción anormalmente elevada de hormonas tiroideas. ¿Cuáles son estos signos clínicos? Y, ¿cuál es su tratamiento?

¿Qué es el hipertiroidismo y el hipertiroidismo subclínico?

El hipertiroidismo se corresponde con la producción excesiva de hormonas por la glándula tiroides. Esta última, situada en el cuello, tiene una gran influencia en el funcionamiento del organismo. Es la que regula el metabolismo de las células, controlando de esta manera la energía muscular o el ritmo cardíaco.

El hipertiroidismo se manifiesta con frecuencia en los adultos de entre 40 y 60 años. Es menos frecuente que el hipotiroidismo, enfermedad de disfunción inversa.

El hipertiroidismo subclínico puede definirse como la presencia de niveles de tiroxina libre y de tri-iodotironina dentro de los valores normales de referencia, con un valor reducido de hormona tiroideo-estimulante 

Hipertiroidismo: causas

La primera causa del hipertiroidismo es la enfermedad de Basedow (en el 80% de los casos). Se trata de una enfermedad autoinmune de la tiroides. Los anticuerpos anormales producidos por el sistema inmunitario se dirigen contra las células de la tiroides y estimulan de manera continua la liberación de hormonas tiroideas. Estos anticuerpos también pueden provocar en casos poco frecuentes una inflamación de los ojos y de la piel.

Los nódulos tiroideos son de tamaño pequeño situados en la glándula tiroides. Muy a menudo son indoloros y no tienen consecuencias. Sin embargo, un cierto tipo de nódulo, llamado nódulo tóxico, puede provocar un hipertiroidismo.

Una inflamación de la tiroides, o tiroiditis, puede provocar en un corto período de tiempo la producción de hormonas en la sangre. Por lo general, esto no dura más de unas pocas semanas. En algunos casos, evoluciona a continuación en un hipotiroidismo.

Hipertiroidismo: síntomas y signos

Cuando el hipertiroidismo es leve, puede pasar desapercibido. Sin embargo, se observan diferentes síntomas y signos clínicos característicos:

-    Aceleración del ritmo cardíaco.

-    Aparición de un bocio (protuberancia) en el cuello.

-   Hiperactividad nerviosa que provoca nerviosismo y temblores en las puntas de los dedos-    pérdida de peso a pesar de un aumento del apetito.

-    Aliento entrecortado.

-    Interrupción del sueño.

-    Cese de las menstruaciones.

-    Iritabilidad.

-    Heces frecuentes.

En caso de enfermedad de Basedow, también se puede observar ojos exorbitantes, rojeces y un aumento de la piel en la tibia.

Hipertiroidismo y embarazo 

No se produce con frecuencia la relación entre el hipertiroidismo y el embarazo, sin embargo, hay que tenerlo en cuenta. 

La  mujer embarazada y con hipertiroidismo puede y debe de estar compensada como si no estuviera embarazada. Es evidente que el tratamiento debe de ser de tipo médico farmacológico, es decir, con Medicación Antitiroidea. NO es el momento de darle yodo radioactivo y tendrían que darse circunstancias extraordinarias para exponerla al trauma que supone el tratamiento quirúrgico. 

Hipertiroidismo: tratamiento natural

Existen algunos tratamientos naurales para hacer frente al hipertiroidismo. A continuación, te citamos algunos: alimentos ricos en biciógenos, la menta del lobo, hoja de limón, agripalma y ácidos grasos omega 3.

Hipertiroidismo: tratamiento y diagnóstico

En el cuadro de una enfermedad autoinmune (enfermedad de Basedow), el cuidado se basa en la prescripción de medicamentos antitiroideos como el propiltiouracilo o el metimazol. Tienen como función evitar la producción de hormonas tiroideas en la sangre para volver a un nivel normal. Para compensar y evitar el hipotiroidismo, también proporcionan hormonas de síntesis.

La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte
Leer más
La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte

El tratamiento para evitar el hipertiroidismo con yodo radioactivo también permite volver a la normalidad. Se trata de una inyección de baja tasa de yodo radioactivo; una vez absorbido por la glándula tiroides, emite radiaciones que destruyen una parte de las células tiroideas.

En la mayoría de los casos, es suficiente con una sola dosis. Hay que permanecer vigilante, ya que las recaídas son frecuentes. En caso de reaparición de los síntomas, hay que retomar el tratamiento farmacológico. En caso de que fallen los tratamientos, se puede considerar una extirpación de la tiroides.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración