Novedades y trucos del segundo año de Harry Potter: Hogwarts Mystery

Novedades y trucos del segundo año de Harry Potter: Hogwarts Mystery

Descubre cuáles son las nuevas zonas que se desbloquean en el segundo año, cómo puedes obtener energía con las nuevas fuentes y otros consejos y novedades para el juego más famoso para móvil de Harry Potter.

Lo has conseguido y has logrado superar el primer año en el colegio Hogwarts. Ha sido duro pero has aprendido mucho sobre la energía, los hechizos, los personajes y todo sobre Hogwarts. ¿Estás preparado para empezar el segundo año de Harry Potter: Hogwarts Mystery?

Las nuevas zonas de Hogwarts

Cuando empieces el segundo año en Hogwarts, el juego desbloquea una serie de nuevas ubicaciones y podrás tener acceso a sitios nuevos como el Ala del Hospital o el despacho del director Dumbledore. Aunque antes de adentrarte en estas nuevas zonas, deberás tener en cuenta una serie de consejos para no caer en algunas de las trampas que el juego tiene preparadas.

Leer más
Un número de barra a lo Harry Potter

Una de las nuevas zonas es la del Ala del Hospital. Esta ubicación se encuentra al oeste del Castillo en la planta baja. Verás que está bastante vacía y que no tendrás nada que hacer, aunque podrás ver a la conocida Madame Pomfrey.

Otro de los lugares que podrás descubrir y explorar por completo es un nuevo piso del castillo: la zona este de la planta baja. Gracias a esta ubicación desbloqueada podrás asistir a las clases de Transformaciones impartidas por la Profesora McGonagall en el Aula de Transformaciones, que son las clases más importantes del segundo año y donde la profesora tendrás un papel esencial durante este año.

También podrás visitar el famoso despacho del director Dumbledore, que se ubica en las Torres Oeste. Aquí tendrás que tener cuidado, ya que hay una pequeña trampa, y es que no podrás acceder al despacho si no tienes una invitación. Para poder recibir esta invitación, tendrás que esperar y avanzar en la historia del juego para que aparezca.

Nuevas fuentes para obtener energía

Como ya sabes, una de las cosas que tendrás que hacer en el juego es conseguir energía buscando objetos especiales por todo el castillo. Como en el segundo año se abren nuevas localizaciones, también existen nuevos objetos para poder conseguir la energía de forma gratuita. Así que deberías incluir esta acción en tu rutina durante el segundo año.

Los nuevos objetos con los que podrás obtener energía de forma gratuita son:

-          Pintura vacía a la izquierda del aula de Encantamientos, en las Torres Este

-          Pintura de flores a la izquierda de los baños de los prefectos, en las Torres Oeste.

-          Antorcha a la derecha del Gran Salón en la parte oeste del piso inferior

-          Traje de armadura con escudo de serpiente también a la derecha del Gran Saló en la misma parte del piso inferior.

-          Elfo doméstico apoyado en la pared frente a las cocinas, en las Mazmorras.

-          Rama en el suelo frente a la cabaña de Hagrid, en las afueras del castillo.

-          Pila de libros en el banco de piedra entre la biblioteca y el aula de Historia de la Magia, en la parte este del piso inferior. Un pequeño truco: cuando los libros vuelvan a estar desordenados, significa que podrás volver a obtener energía tocando sobre ellos.

Con estas nuevas formas de obtener energía, los requisitos de las estrellas para pasar lecciones aumentan igualmente, por lo que el segundo año será más largo que el primero.

Nuevas lecciones que tendrás que aprender para obtener gemas

Las clases a las que asististe durante el primer año, es decir, las clases de Vuelo, de Pociones y de Encantamientos, tendrán nuevas lecciones y hechizos para aprender. Además, como el segundo año te permite asistir a las nuevas clases de Transformaciones, deberás aprender nuevas lecciones, por lo que tendrás muchas más clases que en el primer año.

Los hechizos y las habilidades que deberás aprender en el segundo año y las recompensas que podrás obtener con ellas son:

-          Pociones:

o   Poción de aliento de fuego (5 gemas)

o   Poción protectora contra las llamas (5 gemas)

o   Solución fortificante (5 gemas)

o   Solución agrandadora (5 gemas)

-          Encantamientos:

o   Engorgio (5 gemas), para hacer crecer de tamaño.

o   Incendio (la puedes utilizar en un duelo), para producir fuego.

o   Reducio (5 gemas), para encoger.

o   Episkeyo (5 gemas), que cura las heridas y pequeñas fracturas.

-          Vuelo:

o   Vueltas rápidas (1 límite de energía)

o   Efecto tejido (1 límite de energía), para volar en zig-zag.

-          Transformaciones:

o   Revelio (5 gemas), que revela presencias humanas.

o   Reparifarge (5 gemas), para contrarrestar los efectos de una transformación incorrecta.

o   Reparo (5 gemas), para reparar objetos.

o   Erizo a alfiletero (5 gemas), para transformar un erizo en alfiletero

o   Espongificación (5 gemas), para volver las cosas más flexibles y elásticas.

Otras novedades y algunos para superar el segundo año en Hogwarts

En el primer año pudiste conocer y hacerte amigo de Rowan Khanna, Ben Copper y Penny Haywood. Pues durante el segundo año conocerás a Bill Weasley, un estudiante de cuarto año. Es muy importante que sigas conociendo a nuevos amigos para que puedas avanzar en la historia y desbloquear nuevas funciones. Por ejemplo, si aumentas el nivel de amistad de Bill Weasley, podrás obtener recompensas como la de llevártelo a algunas misiones y obtener gemas de forma gratuita.

Deberás vigilar también cómo va la puntuación en la Copa de las Casas. En el segundo año, los estudiantes deberán obtener 125 gemas para poder ganarla, a diferencia de lo que sucedía en el primer año, con 100 gemas. Por eso, te aconsejamos que asistas a clases y que no hagas enfadar a los profesores.

Lo que está claro es que la mecánica del juego en el segundo año es igual que durante el primero, por lo que deberás completar pacientemente todos los objetivos que te propongan y guardar las gemas gratis para aquellas situaciones y misiones que te resulten difíciles, aunque lo mejor es guardarlas para el tercer año, pues nunca sabes lo que te puedes encontrar.

Coge tus libros, practica con la varita y a volar con el segundo año en Harry Potter: Hogwarts Mystery.

• Javier de la Rosa
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse