Así queda una hamburguesa después de haber pasado 20 años encerrada en una caja

Un buen día de 1995, dos australianos tuvieron la idea de comprar una hamburguesa en McDonald’s para, finalmente, no comerla jamás. En su lugar, se libraron a un pequeño experimento que estos días está dando qué hablar. Después de haber pasado 20 años en una caja, la hamburguesa ha visto recientemente la luz, para constatar que se había vuelto dura como una piedra, aún así, conservaba el mismo aspecto. ¡Alucinante! 

• Macarena Simal
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración