Leer más

Cómo calmar a ese amigo que quiere enviar a Sergio Ramos a prisión

La final de la Champions League todavía sigue dando de qué hablar: que si los fallos de Karius, las amenazas que ha recibido el guardameta, la lesión de Salah a manos de Sergio Ramos... Pero va siendo hora de tranquilizarse. ¡Te contamos los motivos por los que Ramos no debe ser linchado!

Con la victoria del Real Madrid en la final de la Liga de Campeones todavía en mente, muchos son los que no pueden olvidarse de los fallos clamorosos de Karius o de las amenazas que ha recibido el guardameta, pero también de la lesión de Salah a manos de Sergio Ramos. 

Sin lugar a dudas, el minuto 31 de la final de la Liga de Campeones fue clave para el devenir del partido, el contacto entre Sergio Ramos y Mo Salah sirvió para que este último cayera lesionado de su hombro, forzando de esa manera la entrada de Adam Lallana. Una jugada desgraciada que inevitablemente provocó muchas reacciones encontradas. 

Pero la realidad es otra,  este tipo de acciones es algo que sucede en todos los partidos de fútbol. Mientras están en contacto, tanto el atacante como el defensor saben que no terminarán la acción sin caerse sobre el césped, por lo que ambos se agarran para evitar terminar solos en dicha caída. En las imágenes se puede apreciar que en ningún momento Salah intenta retirar su brazo para escapar de Sergio Ramos, e incluso es el primero en aguantar la acción. Obviamente la lesión del internacional egipcio es muy desafortunada y terrible, pero es fruto de un cúmulo de circunstancias. 

Cómo tranquilizarse a pesar de tener los nervios a flor de piel

A pesar de que este tipo de lesiones son bastante habituales en el fútbol, seguro que tu amigo sigue pensando que Ramos realizó una entrada criminal que terminó con el partido y que por ello debería pasar el resto de sus días en una de las prisiones más duras del planeta. Lo cierto es que no ha entendido nada sobre el fútbol, un deporte que no son solo 11 contra 11, también está el árbitro y los jugadores suplentes. 

Un enorme altercado en un partido de la categoría juvenil entre Biarritz y Béziers
Leer más
Un enorme altercado en un partido de la categoría juvenil entre Biarritz y Béziers

Y eso es algo que Sergio Ramos ha sabido entender siempre. Al igual que el resto de jugadores, Ramos ejerce una presión constante sobre el colegiado, es su deber como capitán del Real Madrid. Y por supuesto hace lo mismo con el resto de adversarios, aplicándose con dureza dentro de los límites establecidos por el reglamento. Es un jugador que soporta la presión como ningún otro.

Una vez finalizado el partido, el capitán merengue vuelve a su condición humana y con las pulsaciones mucho más bajas puede ver las cosas de otra manera. Fue así como se arrepintió de inmediato por haber lesionado a Mo Salah, deseándole una pronta recuperación. 

Escrito por S.Mora
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración