Xavi llega al Barça con 'deberes': lesiones, "vacas sagradas" y otros problemas

El Barça está sumido en una depresión que debe cambiar durante el parón internacional.

Xavi llega al Barça con 'deberes': lesiones, "vacas sagradas" y otros problemas
Leer más
Leer más

Xavi Hernández fue anunciado como próximo entrenador del FC Barcelona, viajó a la Ciudad Condal, y su efecto ya se notaba sobre el terreno de juego. 0 – 3 en la primera parte frente al Celta en Balaídos ya auguraba un futuro diferente, pero todo empezó a cambiar antes del final de la primera parte.

La lesión de Ansu Fati al filo del descanso y tres goles del Celta en la segunda mitad (el tercero, en el minuto 96), volvían a traer todos los fantasmas que lleva arrastrando el Barça desde hace tiempo. Xavi tiene mucho trabajo por hacer, y ya está tomando las primeras decisiones.

A pesar de que su presentación oficial está planteada para esta tarde, Xavi ya ha empezado a trabajar desde los despachos. Su primera incorporación no será un jugador de campo, sino el doctor Ricard Pruna. Fue responsable médico en la mejor época del Barça y Xavi quiere traerlo de vuelta. 20 lesiones de 15 futbolistas diferentes (14 de ellas, musculares) lastran el ritmo del equipo.

Otro de los problemas que afrontará Xavi a partir del martes, su primer entrenamiento, son los grandes nombres de jugadores del pasado. Si bien Sergio Busquets tiene días mejores y peores, todavía puede mantenerse con las rotaciones. Pero el nivel de Piqué, Sergi Roberto o incluso el indiscutible Ter Stegen está lejos de su máximo.

Hay algunos jugadores que lo han dado todo por la camiseta del Barça, y a los que el aficionado culé debe estar tremendamente agradecido. Pero puede que haya llegado la hora de hacer una renovación completa al equipo. El juego del equipo debe ser más rápido y activo, pues ahora mismo se encuentran más cerca del descenso que del líder.

Xavi tendrá algo de tiempo para trabajar, ya que el próximo partido del club no será hasta el 20 de noviembre. Eso sí, llegará a una semana clave, con el derbi ante el Espanyol y la ‘final’ de Champions contra el Benfica. Dos empates o derrotas y el Barça podría despedirse ya de la temporada.