Vinicius marca en un partidazo... pero se expone a sanción

El atacante brasileño se lanzó a la grada mientras celebraba el gol que dejaba el marcador en un 3-2 provisional.

Vinicius marca en un partidazo... pero se expone a sanción
Leer más
Leer más

Volvió el fútbol de clubes y lo ha hecho a lo grande. El Santiago Bernabéu ha vivido una de esas noches de garra del Real Madrid, con un partido excepcional de Karim Benzema y otra buena actuación de Luka Modrić. Pero el protagonista en las redes sociales ha sido Vinicius, no solo por marcar un gol sino por la forma de celebrarlo.

Al inicio del partido, el Celta se propuso amargarle la noche a los madridistas, con un gol en el minuto 4 de Santi Mina (al que respondería Benzema en el 24) y otro de Cervi en el 31. Dos minutos de la segunda parte le bastaron al francés para poner de nuevo el empate en el luminoso, y entonces llegó la jugada más comentada.

Un pase al hueco (de nuevo, Benzema) dejaba a Vinicius solo delante Dituro, que aprovechó para definir con una tranquilidad y una madurez que no le habíamos visto nunca. Lo que no fue muy maduro por su parte fue la celebración, ya que no dudó en saltar a los asientos más bajos del Bernabéu para rodearse de su público.

Esta actuación conlleva una amonestación con tarjeta amarilla desde antes del coronavirus, por el peligro que supone tanto para el jugador como para los aficionados. Pero en tiempos de COVID parece todavía más insensato. Besos, abrazos y golpes de todo tipo en un tumulto donde no se respetan las distancias de seguridad.

Twitter no ha dejado de hablar de este tema, algunos disfrutando del festejo de Vini (incluso indignados por las medidas de seguridad) y otros esperando una sanción de LaLiga que aún no se ha pronunciado. No sabemos si actuará de oficio o no, pues en el acta del colegiado no aparece reflejado este hecho.

Lo cierto es que a Vinicius ni al madridismo parece haberle importado demasiado, que ahora están liderando la clasificación junto a Valencia y Atlético. El miércoles se verán las caras en Champions League con un Inter de Milán algo desdibujado tras el mercado de fichajes, en el que perdieron a Lukaku y Achraf.