Los caprichos más egocéntricos de las estrellas del fútbol

• Ana Blasco
Gervinho exigió un helicóptero para él, una playa privada y una villa cuando se fue al Al-Jazira. Un fichaje que al final no se hizo, el equipo se enfrió con tanta exigencia
Cuando Samuel Eto'o decide hacer algo, lo hace. Estando en el Sampdoria dijo que no iba a entrenar porque no le apetecía
En 2015, Karim Benzema se compró un balón de diamantes por más de 212.000 euros. Y, por supuesto, no puede jugar con él
Dennis Bergkamp, que tiene pánico a los aviones, tenía una cláusula especial en sus contratos que especificaba que no debía volar
Lo de Thiago Silva es al contrario. En su contrato con el PSG, negoció tener 8 billetes de avión de ida y vuelta, París-Río, por temporada

A veces, los futbolistas se dejan llevar por ciertos excesos o caprichos. 

Grandes compras, no querer entrenar, deseos impresionantes... Aquí tienes a los futbolistas que, al menos una vez, han pedido demasiado.
Leer más

Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse